Rinden homenaje a mafioso durante procesión en Italia

ROMA, Italia (Notimex).- El presidente de los obispos de la sureña región de Calabria, Salvatore Nunnati llamó hoy a suspender las procesiones en la localidad de Oppidio Mamertina, luego de que en una de esas manifestaciones los participantes rindieron honores a un jefe mafioso.

“Lamento que los sacerdotes no hayan tenido la valentía no de irse, sino de escapar de la procesión”, declaró Nunnati a los medios tras el escándalo generado después de que se difundiera la noticia.

Los hechos sucedieron el miércoles pasado en Oppidio Mamertina, un pequeño pueblo calabrés, que celebraba la tradicional procesión de la Virgen de las Gracias.

Los participantes -que portaban en hombres la estatua de la Virgen- se detuvieron frente a la casa del jefe mafioso local, Giuseppe Mazzagatti, de 82 años de edad, que por razones de salud cumple bajo arresto domiciliario una condena a cadena perpetua por homicidio y otros delitos.

El gesto fue interpretado como un homenaje al ‘capo’, agravado por el hecho de que hace apenas dos semanas el papa Francisco excomulgó a todos los mafiosos durante una visita a Calabria.

“Habría que tener la valentía de detener las procesiones. Si fuera el obispo de esa ciudad las suspendería por un par de años y creo que sería una cosa bien vista por la Virgen”, declaró Nunnari.

Por su parte, el obispo de Oppidio Mamertina, Francesco Milito, anunció “medidas enérgicas de manera que se pueda entender que no puede haber alianzas contra la fe”.

El primero en denunciar lo ocurrido durante la procesión fue el mariscal de los carabineros, Andrea Marino, que ordenó a sus hombres retirarse del acto religioso. El oficial, que filmó todo, será interrogado por los magistrados de la Dirección Antimafia y de las fiscalías de Palmi y Reggio-Calabria.

Los hechos causaron un terremoto no solamente dentro de la Iglesia calabresa, sino en la política nacional y el ministro del Interior, Angelino Alfano, calificó a la procesión que se detuvo frente a la casa del “capo” como “ritual vomitable”.

“Es terrible como en Calabria la Ndrangheta (mafia calabresa) usa la religión para legitimarse”, declaró, por su parte, la presidenta de la comisión parlamentaria Antimafia, Rosy Bindi.

A lo sucedido en Oppidio Mamertina se añadió la decisión de 200 presos en una cárcel de la central región de Molise de rebelarse contra la misa dominical, en respuesta a la decisión del Papa de excomulgar a los mafiosos.




Volver arriba