Retornarían inversiones a Latinoamérica por crisis como la de Ucrania

 

BOGOTÁ (Notimex).- Los países emergentes y en particular los de América Latina podrían ver un retorno importante de los inversionistas en los próximos años, por crisis como la que se vive entre Rusia y Ucrania, aseguró hoy un análisis de la firma Valora Inversiones.

La firma especializada en análisis de mercados para los inversionistas nacionales y extranjeros, planteó las consecuencias que puede generar la crisis entre Rusia y Ucrania para los mercados desarrollados y emergentes.

Recordó que un estudio reciente del Banco Americano Merril Lynch ‘encontró que las asignaciones en los emergentes se encontraban en la parte más baja de su historia, lo que valida una vez más la migración de los inversionistas a economías desarrolladas’.

Pero advirtió que ‘hoy con mercados como el estadunidense en máximos históricos, con los riesgos latentes (de la crisis Rusia-Ucrania)’, abren oportunidades a los emergentes.

Estos últimos mercados están en ‘niveles bajos a precios realmente atractivos y con la clara tendencia de materias primas en recuperación podríamos ver un retorno importante de inversionistas a estos mercados en los próximos años’.

A juicio de Valora Inversiones, los países de América Latina se podrían beneficiar más de la crisis, ‘por sus proyecciones de crecimiento y sostenibilidad en tasas que han mostrado en los últimos años’.

Explicó que la crisis entre Rusia y Ucrania, tiene un importante componente geopolítico y estratégico que involucra directamente a Europa y Estados Unidos.

‘La principal razón es la energética, pues Ucrania es uno de los mayores importadores de gas del planeta y el país de Vladimir Putin es quien suple casi en un 100 por ciento esta necesidad’, anotó.

Además los ‘ucranianos pagaban uno de los precios más altos por metro cubico en la zona y donde ahora por medio de tratados comerciales buscaban mantenerlos en niveles más justos’.

En el análisis de Valora Inversiones se precisó que ‘Moscú es el mayor exportador de gas del planeta y es el que suple la necesidad de la Unión Europea a donde se dirigen el 76 por ciento de estas, de las cuales el 50 por ciento pasan por los gasoductos en territorio ucraniano’.

‘Para la zona Euro -anotó- el gas proveniente de Rusia representa el 25 por ciento del total de su consumo, y es aquí donde se encuentra lo estratégico de todo lo que está sucediendo’.

Esta situación ‘significa asegurar los suministros de uno de sus productos estrella pues representa alrededor del 18 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto)’, indicó.

Mientras que para Europa una agudización de la crisis entre Rusia y Ucrania, generaría un alza importante en los precios del hidrocarburo, lo que ‘afecta sus economías y más aún ahora cuando se encuentran en plan de recuperación con crecimiento’.

Pero además del factor energético, hay otros como el ‘militar o político en donde Estados Unidos juega su papel, y más aún cuando el año pasado Rusia se metió en medio del posible conflicto en Siria en donde Vladimir Putin salió como gran ganador, algo por lo que Barack Obama quizás busque una revancha’.

Señaló que los mercados temen ‘a todo posible conflicto armado (…) y más aún cuando hablamos de los intereses e implicaciones entre tres potencias del mundo’.

Esta es la razón esencial para que este fin de semana los ‘futuros de los mercados estadunidenses retrocedían más del 1.0 por ciento, Tokio lo hacía cercano al 3,0 por ciento, en las bolsas de la zona Euro en promedio caían 2.5 por ciento y la bolsa de Moscú se hundía un 10 por ciento’.

‘Lo activos que reaccionan positivamente a este nerviosismo son el petróleo que se ubicaba ya cercano a los 105 dólares con un ascenso muy similar porcentualmente hablando al del gas natural en 2.3 por ciento’.

Agregó que ‘el oro y la plata, estarían siendo refugio para los inversionistas y esto lo muestras sus precios, pues suben más del 1.0 por ciento y de continuar la tensa situación o recrudecimiento en el ingreso de tropas rusas a Ucrania estos movimientos podrían acelerarse’.




Volver arriba