Resuelven homicidio en Italia gracias a miles de análisis de ADN

Resuelven homicidio en Italia gracias a miles de análisis de ADN

 

ROMA (Notimex).- Tras análisis de ADN a miles de habitantes en la norteña localidad de Brembate, fue detenido el homicida de la adolescente Yara Gambirasio, cuyo cuerpo fue encontrado en febrero de 2011, informó hoy el ministro italiano del Interior, Angelino Alfano.

‘El asesino ha sido identificado’, anunció Alfano a los medios, con lo que se puso fin a una de las indagaciones judiciales más difíciles e intrincadas de la historia del país europeo.

Confirmó que el homicida es italiano, de 40 años de edad, casado con tres hijos y residente en la norteña provincia de Bergamo. Según los medios, su nombre es Massimo Giuseppe Bossetti y en realidad tiene 44 años.

Yara Gambirasio, que al momento de su muerte tenía 13 años, desapareció el 26 de noviembre de 2010 tras salir de un gimnasio en Brembate, una localidad de la provincia de Bergamo.

Su cadáver fue encontrado el 26 de febrero de 2011 en un descampado de Bedeschi, un pueblo vecino a su residencia, sin que en un primer momento se encontraran mayores elementos para poder identificar al asesino.

Pocos meses después fue acusado y detenido el marroquí Mohamed Fikri, en base a una conversación telefónica mal traducida en la que se le atribuía la frase ‘perdóname Aláh no la he matado’ dicha a un compatriota cuando se aprestaba a viajar a su país de origen.

Pero el joven proclamó en todo momento su inocencia, logró demostrar que la traducción estaba equivocada y que sus vacaciones en Marruecos habían sido programadas desde tiempo atrás, por lo que fue definitivamente absuelto.

Los investigadores sólo tenían como prueba una mancha de sangre encontrada en la ropa de la víctima y que presuntamente pertenecía al asesino.

Fue así que decidieron someter al análisis de ADN a 18 mil habitantes de la zona, en particular a los asistentes a una discoteca local entre los que estaban familiares de un chofer fallecido en 1999. Los investigadores determinaron que el asesino era su hijo.

El cuerpo del hombre, identificado como Giuseppe Guerinone, fue exhumado y sometido a todos los análisis de rigor, con lo que se confirmó que era el padre del homicida.

Sin embargo, sus dos hijos legítimos estuvieron entre los miles de hombres a los que fueron realizados análisis de ADN y resultaron ser ajenos al delito, por lo que se abrió la hipótesis de que el chofer habría tenido una relación clandestina de la que habría nacido el asesino de Yara.

En abril pasado arribó el último resultado de los análisis científicos, realizados por la patóloga Cristina Cattaneo, que confirmó en un 99.99999987 por ciento que Guerinone era el padre del homicida, identificado como ‘desconocido 1′.

En base a esos elementos y a indiscreciones de vecinos los investigadores lograron rastrear a la mujer que mantuvo una relación clandestina con el chofer y pudieron así identificar al homicida.

‘Italia es un país en el que quien mata y delinque logra ser arrestado y termina en la cárcel. Puede pasar tiempo o puede terminar rápido, pero ese es el destino de los criminales’, declaró triunfante el ministro del Interior.

 




Volver arriba