Repudian a Rusia

Repudian a Rusia

Indignación enel mundo por la invasión a Ucrania

1_030314p3ucraniaphoto01

UCRANIA (AP).- Cientos de hombres de las fuerzas armadas rusas rodearon ayer una base del ejército ucraniano, cuando Ucrania comenzaba a movilizar sus fuerzas militares en respuesta a la sorpresiva incursión de Rusia en la península de Crimea.

La indignación por las tácticas de Rusia crecía en las capitales del mundo, como fue el caso del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, quien pidió al presidente ruso, Vladimir Putin, que retire sus fuerzas armadas tras “una agresión increíble”.

Las fuerzas rusas tomaron el sábado la estratégica península de Crimea sobre el Mar Negro sin disparar un solo tiro. En Kiev, la capital de Ucrania, el primer ministro Arseni Yatsenyuk dijo ayer que no hay razón para que Rusia invada a Ucrania.

“Estamos al borde del desastre”, advirtió. “Creemos que nuestros socios occidentales y la comunidad global entera apoyarán la integridad territorial y unidad de Ucrania”.

Por su parte, la OTAN realizó una reunión de emergencia en Bruselas, Bélgica, y el ministro británico de Relaciones Exteriores voló a Kiev para apoyar a su nuevo gobierno, mientras que Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña debatían sobre la posibilidad de boicotear la próxima cumbre económica del Grupo de los Ocho a realizarse en junio en Sochi.

En Kiev, Moscú y otras ciudades, miles de manifestantes tomaron las calles para condenar abiertamente la ocupación rusa o celebrar el regreso de Crimea a su gobernante previo.

“¡Apóyanos Estados Unidos!”, gritaba un puñado de manifestantes frente a la embajada estadounidense en Kiev. Un joven tenía un cartel que decía: “¡No a la agresión rusa!”. “¡Rusia! ¡Rusia!”, cantaba la multitud en Moscú. Putin ha desafiado llamados de occidente a retirar sus tropas, insistiendo en que Rusia tiene el derecho a proteger sus intereses y los de los rusoparlantes en Crimea y el resto de Ucrania. Desde hace mucho Rusia ha deseado reclamar la península de Crimea, que fue parte de su territorio hasta 1954. Su Flota del Mar Negro tiene su sede allí y casi 60% de los habitantes de la zona se identifican como rusos.Durante una conversación telefónica el domingo con la canciller alemana Angela Merkel, Putin “le mencionó la inexorable amenaza de violencia de fuerzas ultranacionalistas (en Ucrania) que pone en peligro la vida e intereses de ciudadanos rusos”, indicó un comunicado del Kremlin.El comunicado agregó que “las medidas tomadas por Rusia son totalmente adecuadas en consideración de la extraordinaria situación”.La población de Ucrania, de 46 millones de habitantes, tiene lealtades divididas entre Rusia y Europa. Buena parte de la zona occidental prefiere lazos más cercanos con la Unión Europea, mientras que las regiones en el oriente y el sur, como Crimea, se inclinan por Rusia.Soldados no identificados llegaron a la base militar de Perevalne en Crimea en un convoy de por lo menos 13 camiones y cuatro vehículos blindados con ametralladoras. Los camiones llevaban 30 soldados cada uno y tenían placas rusas.Una decena de soldados ucranianos colocaron un tanque a la entrada de la base, lo que provocó momentos de gran tensión.En Bruselas, el secretario general de la OTAN dijo que Rusia había infringido la Carta de la ONU y exhortó a Moscú a “reducir las tensiones. Anders Fogh Rasmussen, jefe de la OTAN, habló antes de la reunión de la cúpula política de la organización para analizar la crisis. Ucrania no es miembro dela OTAN, lo que significa que Estados Unidos y Europa no están obligados a defenderla, pero el país ha participado en algunos ejercicios militares con la alianza y ha enviado soldados a participar en su fuerza de respuesta.El máximo diplomático estadounidense también analizó la posibilidad de tomar medidas como cancelar visas, congelar activos e imponer castigos en materia de comercio e inversión. El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry dijo que habló el sábado con cancilleres del G8 y otras naciones y que todos están preparados para “ir hasta donde sea necesario” para aislar a Rusia. Kerry, viajará a Kiev para reunirse mañana con miembros del nuevo gobierno de Ucrania, en medio de la crisis por la presencia militar rusa en Crimea.

Por su parte, el presidente estadounidense Barack Obama habló por teléfono una hora y media con Putin el sábado y le expresó su “profunda preocupación” sobre “la clara violación rusa de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania”, dijo la Casa Blanca en un comunicado ayer.

Obama advirtió que “si Rusia sigue infringiendo las leyes internacionales eso llevará a un mayor aislamiento político y económico”.En Moscú, miles de personas participaron ayer en una marcha a favor de la invasión un día después que el parlamento ruso autorizó a Putin el envío de fuerzas militares a Ucrania. Por lo menos 10,000 personas con banderas rusas marcharon libremente por la ciudad, mientras que decenas que se manifestaban en la Plaza Roja contra una invasión a Ucrania fueron rápidamente detenidos por la policía antimotines. A su vez, líderes del Grupo de los Siete (G7) condenaron ayer la violación territorial de Ucrania por parte de Rusia.En una declaración conjunta, integrantes del G7 (Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Japón) urgieron al gobierno de Vladimir Putin a encarar las preocupaciones internacionales sobre seguridad y derechos humanos. Para ello, reclamaron entablar “negociaciones directas” o con la mediación de la ONU o de la Organización para la Seguridad y la Cooperación Europea (OSCE).”Hacemos un llamado a todas las partes preocupadas a comportarse con el más alto grado de responsabilidad, y a atemperar las tensiones”, señalaron.El G7 sostuvo que las acciones de Rusia contravienen los principios y valores que promueven tanto ese grupo como el G8 (G7+ Rusia). Por ello, anunciaron que por el momento suspenderán su participación en actividades relacionadas con la preparación de la reunión del Grupo de los Ocho en Sochi en junio próximo, hasta que las condiciones permitan “discusiones significativas”.




Volver arriba