Reporte critica a EE.UU. por visas de estudiantes

WASHINGTON (AP).— El gobierno federal no ha evaluado debidamente los riesgos de un programa que permite que decenas de miles de estudiantes extranjeros trabajen en Estados Unidos cerca de dos años y medio, según un nuevo reporte de la Oficina de Fiscalización del Congreso (GAO).

La GAO, entidad no partidista de rendición de cuentas, estudió el programa optativo de prácticas profesionales de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE). Para noviembre de 2013, el programa había aprobado que 100.000 estudiantes extranjeros en Estados Unidos trabajen entre 12 y 31 meses en un empleo relacionado con sus estudios.

El senador Charles Grassley, un alto miembro de la Comisión Judicial, solicitó la investigación.

El ICE “ha tomado medidas preliminares para identificar los riesgos para las escuelas certificadas por el programa de visitantes e intercambio estudiantil. Sin embargo, el ICE no ha analizado la información para identificar y evaluar riesgos potenciales específicos al programa por parte de escuelas y estudiantes extranjeros”, concluyó la GAO en su reporte del 27 de febrero.

El reporte planteó específicamente la posibilidad de que el gobierno pierda el rastro de estudiantes que podrían quedarse más tiempo del autorizado, o de que haya compañías ficticias u organizaciones que exploten a los estudiantes. Los atentados del 11 de septiembre en Nueva York y contra el maratón de Boston del año pasado han hecho aumentar la fiscalización de la manera en que el gobierno sigue la pista a los estudiantes extranjeros en el país.

Grassley escribió esta semana al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, para pedirle que suspenda el programa hasta que se solucionen sus problemas.

“El reporte no sólo pone en entredicho la supervisión del programa por parte del Departamento, sino también si la falta de supervisión representa un riesgo grave a la seguridad nacional“, escribió Grassley a Johnson el 5 de marzo.

En 2010 el senador le escribió a Seguridad Nacional para preguntar si Faisal Shazad, un estadounidense de origen paquistaní, usó el programa como indicaban reportes de prensa. Shazad cumple una condena de cadena perpetua tras admitir que construyó un auto bomba que dejó en la plaza Times Square para vengar la intervención militar de Estados Unidos en países musulmanes.

“Aunque es difícil saber cuántos terroristas potenciales pudieran haber explotado el programa para quedarse en Estados Unidos, es claro que el programa requiere una reestructuración inmediata antes que otro posible terrorista se aproveche“, escribió Grassley en su última carta.

En respuesta al reporte general, el Departamento de Seguridad Nacional dijo que ya empezó a tomar medidas y que el programa en cuestión colabora con la Unidad de Contraterrorismo y Explotación Criminal para identificar riesgos para las escuelas y los estudiantes.- Por DONNA CASSATA




Volver arriba