Rabat espera “aclaraciones” de París y retrasa la visita del enviado francés

 

RABAT (EFE).- El gobierno de Marruecos ha pedido al francés retrasar la visita del enviado especial del presidente Francois Hollande para la protección del planeta, Nicolas Hulot, que era esperado hoy en la capital marroquí, hasta obtener “aclaraciones” sobre dos incidentes sucedidos el pasado jueves.

Según una fuente diplomática citada por la agencia MAP, el retraso de la visita de Hulot “ha sido pedido por Rabat a la espera de aclaraciones” sobre esos dos incidentes que ya han motivado la emisión de varios comunicados gubernamentales de protesta.

En el primer caso, el gobierno de Rabat pide explicaciones sobre una denuncia interpuesta en Francia por una ONG contra el Director General de vigilancia del territorio (DGST, contraespionaje) por una supuesta complicidad con la tortura en Marruecos, una denuncia que motivó que siete agentes de policía se personaran el pasado jueves en la Embajada de Marruecos.

Los agentes se presentaron para notificar su intención de tomar declaración al director general de la DGST, Abdelatif Hamuchi, que en aquellos momentos se encontraba junto al ministro marroquí del Interior, quien atendía a varios periodistas durante su visita oficial en Francia.

Pero además, el gobierno marroquí pide que el francés “proporcione explicaciones sobre las palabras calumniosas y las expresiones humillantes atribuidas al embajador de Francia en Washington”, unas declaraciones que fueron conocidas por boca del actor español Javier Bardem también el pasado jueves en París.

Según Bardem, el embajador francés François Delattre le había dicho (en 2011) que Marruecos era para Francia “una amante con la que se duerme todas las noches, de la que no se está particularmente enamorado pero que se debe defender”.

Desde el pasado viernes por la noche, se han sucedido numerosos comunicados y artículos periodísticos que ilustran este desencuentro entre Francia y Marruecos, el más grave desde la llegada a la presidencia francesa de Francois Hollande.

Según los analistas, Hollande no ha tenido con Marruecos el mismo trato ni la deferencia que tuvieron Nicolas Sarkozy o Jacques Chirac, por citar a dos de los recientes presidentes más manifiestos “amigos” de Marruecos.

Para Marruecos, Francia (que además es su primer socio comercial) es su principal apoyo diplomático en el conflicto del Sáhara Occidental, la llamada “causa nacional” o “causa sagrada” sobre la que pivota toda su política exterior y gran parte de la interior.




Volver arriba