Proyecto de almacenamiento de gas en el Mediterráneo causa de sismos

MADRID, España.   (EFE).- La empresa española Escal anunció hoy que renuncia a explotar el almacén subterráneo de gas natural en el Mediterráneo que, según demostraron informes oficiales, fue el causante de varios centenares de sismos de escaso relieve en meses pasados.

En mayo pasado un informe Instituto Geográfico Nacional (IGN) de España determinó que los más de cuatrocientos sismos registrados en septiembre de 2013 en el litoral de Castellón (este) tenían una “relación directa” con la inyección de gas destinada a un almacenamiento subterráneo frente a estas costas.

La propietaria de Escal, la constructora ACS, entiende que la concesionaria del proyecto tiene derecho a devolver la concesión en cualquier momento, durante los 25 años desde su otorgamiento, con derecho al cobro del valor neto contable de la misma.

Inicialmente, el almacén estaba presupuestado en cerca de 700 millones de euros, aunque con posterioridad el ministro español de Industria y Energía, José Manuel Soria, señaló que el coste total era de unos 1,700 millones.

Hace poco el Ministerio reconoció que recopilar la información necesaria para garantizar la seguridad del almacén subterráneo de gas llevará años y el objetivo es determinar las consecuencias de una eventual puesta en marcha el almacén, cuya actividad se suspendió en septiembre del pasado año, tras los seísmos registrados.

El seísmo de mayor relevancia registrado en la zona en esas semanas alcanzó un valor de 4.2 grados de intensidad en la Escala Richter.

El Proyecto Castor pretendía aprovechar un antiguo pozo petrolífero situado a 1,750 metros bajo el nivel del mar y a veinte kilómetros de la costa de Castellón.

Etiquetas:, ,