Prohíben jueces viaje de Berlusconi a Bruselas

ROMA, Italia (Notimex).- La autoridad judicial italiana prohibió al ex primer ministro Silvio Berlusconi su viaje de hoy a Bruselas, donde asistiría a la reunión del Partido Popular Europeo (PPE), informaron medios locales.

La prohibición obedeció a que el ex jefe de gobierno fue condenado en vía definitiva por fraude fiscal y le fue retirado el pasaporte.

“Las leyes en vigor no permiten la expatriación de un condenado”, respondieron los jueces a la petición de Berlusconi para poder salir del país.

Según el diario Corriere della Sera, el ex primer ministro no ha aceptado la imposibilidad de viajar al extranjero.

El cotidiano aseguró que sus abogados buscan convencer a los magistrados de que Bélgica forma parte del Tratado de Schengen -que permite la libre circulación de personas en los países de la Unión Europea- por lo que rigen las leyes comunitarias y no las nacionales.

La respuesta de la fiscalía de Milán fue negativa pues a Berlusconi le fue retirado el pasaporte y sobre su credencial de identidad (el documento oficial de identificación) fue escrito que tiene prohibido salir del país.

Según la prensa, si el ex primer ministro decide emplear uno de sus aviones privados para salir al extranjero, incurriría en fuga.

En su página de la red social Facebook, Berlusconi anunció que no participará “en primera persona” en la reunión del PPE y que esperará a la anulación de las disposiciones judiciales en su contra, pero reconoció que para esa eventualidad se requerirá de “tiempos largos”.

La noticia del veto a este viaje fue recibida en forma negativa por la bolsa de Valores de Milán, donde el título de Mediaset, la televisora de Berlusconi, abrió con caída de 1.6 por ciento, y el de su editorial Mondadori bajaba 1.2 por ciento.

El exjefe de gobierno insiste en que pese a su condena definitiva por fraude fiscal y a su expulsión del Parlamento, no se ha retirado de la política.

En varias entrevistas con medios de su propiedad, ha reiterado sus acusaciones a la magistratura de haber cometido un “golpe de Estado” por haberlo sentenciado.




Volver arriba