Prófugo colaborador de Silvio Berlusconi

El exsenador Marcelo Dell’Utri, colaborador del expresidente Silvio Berlusconi.

ROMA, Italia (EFE).- El exsenador Marcelo Dell’Utri, histórico colaborador del expresidente del Gobierno Silvio Berlusconi y condenado a siete años de cárcel por asociación mafiosa, ha desaparecido días antes de que el Tribunal Supremo se pronuncie el próximo martes sobre su sentencia.

Los medios de comunicación italianos informaron hoy de que el Tribunal de apelación de Palermo (Sicilia, Italia) emitió una orden de arresto contra Dell’Utri ante el posible peligro de fuga, pero no pudo ser entregada ya que se desconoce el paradero del cofundador de Forza Italia, el partido de Berlusconi.

El abogado de Dell’Utri, Giuseppe Di Peri, explicó a los medios de comunicación que no tiene noticias de su defendido desde hace semanas y que desconoce dónde se encuentra, pero consideró improbable que haya dejado Italia.

La prensa italiana recuerda que el exsenador también desapareció hace dos años cuando se esperaba la sentencia en el Supremo sobre este caso, y reapareció después de que este tribunal anulase la condena en apelación y ordenase repetir el juicio.

En aquella ocasión, Dell’Utri, quien también fue dirigente del grupo empresarial de Berlusconi, Fininvest, se refugió en la República Dominicana.

Dell’Utri fue condenado de nuevo en el segundo juicio contra él, el 25 de marzo de 2013, a siete años de reclusión, después de que el tribunal considerarse que “actuó como mediador” entre Cosa Nostra, la mafia siciliana, y Berlusconi, con el fin de garantizar su seguridad y la de su familia antes de su entrada en política a principios de los noventa.

El tribunal de apelación palermitano confirmó con esa decisión la sentencia emitida en junio de 2010 en el primer proceso celebrado por este caso y que fue anulada por el Supremo en marzo de 2012, al considerar que existía un “vacío de argumentación” para el período entre 1977 y 1982, pues en esa época Dell’Utri supuestamente no trabajaba para Berlusconi, sino para otro empresario.

En las motivaciones de la nueva sentencia, los jueces señalaron que una reunión celebrada en mayo de 1974 por Dell’Utri con diferentes miembros de la mafia siciliana, como Stefano Bontade y Mimmo Teresi, sirvió para sellar el pacto de protección de Berlusconi.

Asimismo, consideraron que la reunión marcó el inicio de un pacto que “ligaría a Berlusconi, Dell’Utri y Cosa Nostra hasta 1992” y que el fallecido mafioso Vittorio Mangano fue contratado a través del exsenador para garantizar la seguridad del entonces empresario Berlusconi y no como mozo de cuadras, como siempre se argumentó.




Volver arriba