Primer ministro checo se queja del funeral de Mandela

El lenguaje soez que usó el funcionario fue captado y difundido en vídeo

PRAGA (EFE y AP ).- Los micrófonos del canal de televisión público checo CT24 captaron el viernes en el Parlamento de Praga un diálogo soez en torno al funeral del líder sudafricano Nelson Mandela entre el primer ministro, Jiri Rusnok, y sus ministros de Defensa y de Finanzas, informa la prensa checa hoy.

Jiri Rusnok, primer ministro ruso

Sin darse cuenta de que los micrófonos estaban conectados, Rusnok se quejó de forma muy vulgar de su apretada agenda, en la que ahora había surgido el imprevisto del funeral del expresidente sudafricano.

“Joder, macho, y ahora además se ha muerto Mandela”, señaló Rusnok, a lo que el ministro de Defensa, Vlastimil Picek, contestó- “Joder, ¿y quién va a ir?”.

“Espero que vaya el presidente (Milos Zeman). Joder, macho, me entran escalofríos de ir”, dijo Rusnok a continuación.
En un lenguaje inédito que el primer ministro designado, el socialdemócrata Bohuslav Sobotka, calificó hoy de típico “de niños de colegio”, los dos políticos prosiguieron su diálogo.

“Yo, joder, tengo pánico de ir. No me apetece nada. Para nada. Y, joder, si eso está en el quinto guá. ¿Y tendré que ir en línea regular o en otra?”, dijo el primer ministro.

“No, hombre, en un especial”, contestó el titular de Defensa. “Joder, ¿y quién lo paga?”, preguntó el primer ministro. “Yo te lo pago”, le tranquilizó Picek.

Más adelante, Rusnok expresa sus esperanzas en que la República Checa sea representada por Zeman, quien sin embargo se encuentra convaleciente de una caída y usa muletas.

“¿Me puedes decir cómo sube las escaleras del avión?”, preguntó Picek al primer ministro. “No lo sé”, contestó Rusnok.
Y a la conversación se sumó el titular de Finanzas, Jan Fischer- “Es un estupidez. Además, tío, nos hará pasar un marrón”. A lo que Rusnok respondió- “Seguro que no vuela. Estamos jodidos”.

Horas después, Jiri Rusnok pidió disculpas por su forma de hablar en un mensaje de texto enviado a la agencia de noticias checa CTK.

“No fue apropiado expresarme así en relación con la muerte de Nelson Mandela. Lamento haberlo hecho”, señala Rusnok.
Ayer, el primer ministro había dicho a través de su portavoz que Mandela “siempre será uno de los grandes del siglo XX”.
Y añadió- “Su muerte es una pérdida para todos los que supieron el precio de los derechos humanos (la libertad), y la necesidad de su acatamiento en el mundo”. 

Rusnok explicó que le resultaría difícil encontrar tiempo para acontecimientos inesperados en su apretada agenda, y agregó que se decidirá en los próximos días quién representará a la República Checa en el funeral de Mandela el 15 de diciembre.

Mandela visitó Praga en 1992 para reunirse con el entonces presidente Vaclav Havel que encabezó la Revolución de Terciopelo de 1989 que puso fin a 40 años de comunismo. Los dos líderes pasaron años en prisión por oponerse a regímenes represivos antes de llegar a ser presidentes. Se dijo que se hicieron buenos amigos. Havel murió en 2011. 

 

Etiquetas: