Prevé Alemania problemas por rechazo de Suiza a la inmigración

 

BERLÍN (Notimex).- Alemania respeta la decisión de Suiza respecto a su rechazo a la inmigración y toma conocimiento de ella, pero considera que podría plantear grandes problemas, declaró hoy en Berlín el portavoz oficial del gobierno alemán, Steffen Seibert.

En Alemania se alzaron voces críticas, así como de preocupación por el resultado del referéndum en Suiza respecto a la inmigración, según el cuál ésta deberá limitarse, de acuerdo a la mayoría de los votantes suizos.

La consulta en Suiza tuvo lugar este domingo y la iniciativa ‘Contra la inmigración masiva’ del partido conservador de derecha y opuesto a la Unión Europea, Partido Popular Suizo (SVP), obtuvo una ligera pero clara mayoría de 50.3 por ciento de los votos.

Seibert apuntó que la Constitución suiza da un plazo de tres años para que se establezcan las medidas con el fin de llevar a la práctica esa decisión y que en ese lapso se analizará junto con el país vecino cuáles serán éstas.

Declinó referirse a las posibles consecuencias del voto suizo porque dijo que aún es muy pronto para saber cuáles serán las medidas concretas que tomará ese país.

Consideró que el gobierno suizo deberá informar a la Unión Europea (UE) sobre la forma en que abordará en la práctica el resultado del referéndum, para lo que se deberán llevar a cabo conversaciones que pueden ser difíciles.

Manifestó que el interés de Alemania es que la relación entre Suiza y la Unión Europea permanezca tan estrecha como sea posible.

A preguntas de la prensa, el portavoz oficial señaló que no hay bases para plantear la realización de un referéndum semejante en Alemania, ya que el país tiene una democracia parlamentaria representativa en la que los ciudadanos cuentan con vías y canales de comunicación en el plano político para expresarse.

El ministro de Finanzas, el demócrata-cristiano Wolfgang Schäuble, estimó que el resultado del referéndum suizo es también para Alemania una señal política.

Schäuble es, después de Merkel, el miembro más influyente del partido Unión Demócrata Cristiana (UDC), del que Merkel es presidenta y uno de sus más cercanos colaboradores.

El ministro dijo que el resultado del fin de semana en Suiza muestra que en el mundo de la globalización, los ciudadanos experimentan un malestar respecto a la inmigración de ciudadanos de diversos países.

Al mismo tiempo lamentó la decisión suiza y estimó que ésta le acarreará a ese país muchas dificultades.

Una corriente de opinión entre los comentaristas políticos alemanes en diversos medios sostienen que lo ocurrido es una muestra de que la Unión Europea ha perdido parte de su atractivo y que ello se reafirma en el hecho de que están en auge los partidos populistas en Europa.

Por su parte, el partido alemán de nueva creación y contrario a la Unión Europea y al Euro, ‘Alternativa para Alemania’ demandó este día reglas restrictivas en Alemania para la inmigración y la realización de un referéndum semejante al de Suiza.

El partido estuvo a punto de ingresar en el Parlamento alemán a pesar de que apenas se fundó hace un año, el 6 de febrero de 2013, a unos meses de la elección general alemana del 22 de septiembre del 2013.

Recabó el 4.7 por ciento de los votos. El mínimo que establece la Constitución alemana para que un partido pueda contar con fracción en el Parlamento es de 5 por ciento.

El Partido Alternativa para Alemania hizo saber este día que en el país se debe establecer un derecho de inmigración que se base en criterios como el grado de calificación profesional del extranjero así como su capacidad para integrarse a la sociedad alemana.

Afirmó que con ello se evitaría que se produzca una inmigración para aprovecharse de la red de protección social del país.

El acuerdo sobre libre movilidad entre Suiza y la UE forma parte de un paquete que se acordó desde 1999 y que incluye siete áreas, entre ellas la inmigración, tráfico, agro, investigación y convocatoria para puestos de trabajo, en especial de los que más requieren de personal calificado y con experiencia.

 




Volver arriba