Piden poner un fin a la pobreza

Próxima visita de un funcionario internacional

Al paso de capitalinos, una mujer con un niño pide lismona

ROMA (EFE).- El presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de las Naciones Unidas (FIDA), Kanayo Nwanze, instó ayer en esta ciudad al gobierno de Enrique Peña Nieto a aprobar políticas que incentiven la inversión para combatir la pobreza rural en México.

“Es importante combatir la pobreza en las zonas rurales favoreciendo el acceso de los pequeños agricultores al mercado y promoviendo la inversión para crear puestos de trabajo, porque todo esto repercutirá en el desarrollo económico del país”, afirmó ayer Nwanze en un encuentro con la prensa italiana.

Nwanze viajará el próximo miércoles 9 a México para analizar con el Ejecutivo federal qué medidas puede poner en marcha el país para reducir la pobreza en sus zonas rurales e impulsar el desarrollo social.

Según datos del FIDA, la pobreza rural en México está concentrada en áreas con grandes poblaciones indígenas que viven, en su mayoría, en estados sureños, como en Oaxaca, Chiapas y Guerrero, donde más de la mitad de la población es pobre.

Las causas de esta pobreza, señaló la directora del FIDA para América Latina y El Caribe, Josefina Stubbs, se deben a que estas poblaciones carecen de acceso a servicios básicos como la tierra, la salud o la educación, y a recursos como la tecnología o el crédito.

“Para que se produzcan cambios en el país es importante que México desarrolle políticas que garanticen el acceso de las poblaciones a bienes fundamentales como la tierra y también a créditos para poder financiar sus proyectos”, sostuvo Josefina Stubbs.

Actualmente, el FIDA ha concedido donaciones y préstamos a México para la aprobación de tres proyectos dirigidos a incrementar los ingresos de los hogares pobres indígenas.

Es el caso del Proyecto de Desarrollo Rural en la región mixteca, localizada en los estados de Guerrero, Oaxaca y Puebla, y en la zona mazuahua, en el Estado de México, para el que el FIDA ha donado 2 millones de dólares y prestado 18.7 millones de dólares que ayudarán a financiar su costo total de 47.5 millones de dólares.

Este proyecto busca promover la creación y desarrollo de organizaciones económicas de base, apoyar la producción agrícola sostenible y contribuir a la aparición y desarrollo de microempresas rurales.

“Es necesario favorecer el acceso al mercado de los pequeños productores agrícolas para reducir la pobreza, porque los pequeños productores generan el 80 % de los alimentos y son fundamentales para la evolución del país”, añadió el economista regional de América Latina y el Caribe del FIDA, Tomás Rosada.También el Proyecto de Desarrollo Comunitario Forestal en los estados sureños de Campeche, Chiapas y Oaxaca, al que el FIDA ha prestado 5 millones de dólares de los 18.5 millones de dólares del coste total.En este caso, la organización de la ONU contribuirá a mejorar los medios de vida e ingresos de 18,000 hogares en las comunidades forestales extremadamente pobres de estos estados.Finalmente, el Proyecto de Desarrollo Sustentable de las Comunidades Rurales e Indígenas del Noroeste Semiárido de México, en el que el coste total será de 33 millones de dólares y el préstamo del FIDA asciende a 25 millones de dólares.Esta iniciativa se orienta a mejorar la conservación de los recursos naturales y a aumentar la capacidad productiva de la tierra para incrementar la calidad de vida de las comunidades rurales, los pueblos indígenas y los pequeños productores que viven en esta zona de México.El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de la ONU para el sector de la alimentación y la agricultura.La asociación está compuesta por 168 miembros de estados que forman parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), otros países en desarrollo y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). EFE

“Es necesario favorecer el acceso al mercado de los pequeños productores agrícolas para abatir la pobreza”




Volver arriba