Piden absolver a Dolce y Gabbana de acusación de fraude fiscal

Piden absolver a Dolce y Gabbana de acusación de fraude fiscal

Los modistos italianos Domenico Dolce y Stefano Gabbana

ROMA, Italia (Notimex).- Un juez del Tribunal de Apelaciones de Milán pidió hoy absolver a los modistas italianos Domenico Dolce y Stefano Gabbana, condenados en un juicio de primer grado a un año y ocho meses de cárcel por evasión fiscal.

El fiscal sustituto, Gaetano Santamaría, solicitó la absolución en el curso de la requisitoria del proceso de apelación, abierto luego de que los célebres modistas, creadores de la marca que lleva sus apellidos, impugnaron la sentencia de primer grado.

Santamaría defendió sustancialmente el trabajo de los fundadores de la multinacional D&G, a la que calificó como ‘una empresa moderna’.

Dijo que los dos modistas pagaron los impuestos de ley y que la sociedad en Luxemburgo que ambos crearon fue fruto de ‘una operación lícita’.

Según el magistrado, el hecho de que la sede central de D&G haya recibido la visita de agentes de la Guardia de Finanzas, la policía militar y fiscal, representó un ‘golpe’ para su imagen internacional.

Santamaría también pidió la absolución para otros cuatro imputados, acusados del mismo delito, los administradores de la sociedad luxemburguesa Gado, Alfonso Dolce, Cristina Ruella y Giuseppe Minoni, así como el contador Luciano Patelli.

‘El sentido común me lleva a pedir la absolución para todos porque el hecho (el delito) no existe’, afirmó.

Los dos son acusados por una compleja operación financiera de 2004 mediante la cual cedieron el 50 por ciento de la marca de la que eran propietarios a la sociedad luxemburguesa Gado.

Según la acusación, tal operación fue puesta en práctica para evadir el fisco italiano. Los dos modistas fueron sentenciados en primer grado a un año y ocho meses de reclusión y a pagar una multa de 343 millones de euros.

La sentencia no se ha ejecutado en espera del veredicto del Tribunal de Apelaciones de Milán y, eventualmente, del de la Corte Suprema, a la que las partes podrían recurrir en última instancia.




Volver arriba