Peligro por las lluvias

Peligro por las lluvias

Las inundaciones obligan a desalojo masivo en Serbia

Dos personas murieron ahogadas en Serbia, donde hay emergencia nacional por inundaciones que obligaron al desalojo de miles de personas
1 / 3


Dos personas murieron ahogadas en Serbia, donde hay emergencia nacional por inundaciones que obligaron al desalojo de miles de personas
Los miembros del ejército bosnio llevan alimentos y suministros de agua para las personas varadas en la ciudad de Maglaj


BELGRADO (EFE).- Más de seis mil personas fueron desalojadas de sus hogares en Serbia en las últimas 48 horas ante el aumento de las aguas por las fuertes lluvias que afectan toda la región balcánica, incluyendo la vecina Bosnia Herzegovina.

De momento se confirmó la muerte de dos personas, ambas anteayer, a causa de las inundaciones.

Según informa la emisora pública RTS, numerosos municipios serbios, con un total de 115 mil hogares, están sin electricidad, la mayoría desconectados de la Red para prevenir accidentes.

Por el desbordamiento del río Kolubara, casi toda la ciudad de Obrenovac, a unos 35 kilómetros de Belgrado, se encuentra bajo el agua. También es crítica la situación en la localidad occidental de Ub y 20 aldeas cercanas.

Un avión ruso para situaciones de emergencia llegó ayer a Serbia con 76 especialistas en rescate, veinte de ellos buceadores, y también se espera que Eslovenia mande escuadrones de ayuda.

En la vecina Bosnia Herzegovina, las graves inundaciones han causado el cierre de numerosas carreteras y vías férreas.

Casi dos tercios del país resultaron afectados por las lluvias que cayeron ayer por cuarto día consecutivo.

Miles de casas fueron destruidas y también miles de personas están en peligro por los deslizamientos de tierra, informan los medios de comunicación locales.

Las regiones bosnias más afectadas son Doboj y Bijeljina, en el Norte, y sobre todo la ciudad de Maglaj, aislada por las aguas del desbordado río Bosna.

Para hoy se espera una menor intensidad de las lluvias, que no dejarán de caer antes del domingo.Las precipitaciones son las más fuertes en los últimos 120 años en Bosnia, según los climatólogos locales.




Volver arriba