París y Bruselas piden reforzar el control sobre las redes yihadistas

 

PARÍS (EFE).- Los ministros del Interior de Francia, Bernard Cazeneuve, y Bélgica, Joëlle Milquet, afirmaron hoy que los atentados contra “los valores de la UE no quedarán impunes”, y subrayaron la necesidad de incrementar a nivel europeo las medidas de control sobre las redes yihadistas.

En una conferencia de prensa conjunta celebrada en París tras conocerse la detención en Francia del presunto autor del ataque contra el Museo Judío de Bruselas, ambos recalcaron que se deben mejorar las políticas de prevención y la cooperación en el intercambio de información.

“Se trata de mejorar la circulación de los datos de los servicios de información, de acentuar la detección de las redes en las fronteras de la Unión”, dijo Cazeneuve, según el cual ese asunto centrará la reunión que mantendrá este miércoles en Luxemburgo con sus homólogos europeos.

Ha llegado la hora, afirmó, de combatir “sin fisuras con los socios de la UE y fuera de ella esta nueva forma de terrorismo, insidiosa, difícil y peligrosa, en tanto que no es fácilmente identificable”.

Cazeneuve subrayó que la cooperación es una “condición esencial” para ser eficaces en la lucha contra esos terroristas, “que se sirven de las redes sociales y explotan con cinismo los valores de la democracia”.

“La legislación debe adaptarse de forma permanente”, añadió el ministro, que mostró la solidaridad “total” de Francia ante el atentado de la semana pasada, que causó tres muertos, incluida una francesa, y dejó herida de gravedad a una cuarta persona.

El presunto autor es un francés de 29 años de edad, delincuente multireincidente identificado como Mehdi Nemmouche, que fue detenido el viernes en Marsella y que se cree que estuvo en contacto con miembros de la organización extremista Estado Islámico de Irak y el Levante durante un año que pasó en Siria.

“Si la investigación confirma los hechos, se trataría de un primer atentado cometido por alguien que habría estado en Siria, lo que demuestra hasta qué punto la cooperación es indispensable”, indicó la ministra belga, para quien ese drama refleja también “hasta qué punto estamos frente a una amenaza colectiva”.



Volver arriba