Otro accidente en Londres

Choca un autobús urbano de 2 pisos: más de 30 heridos

Integrantes de los servicios de emergencia de Londres desalojan a una persona herida, que quedó atrapada en el segundo piso de un autobús urbano debido al choque frontal del vehículo contra un árbol

LONDRES (EFE).- Numerosas personas resultaron heridas, al menos una de ellas de gravedad, tras chocar ayer un autobús urbano de dos pisos contra un árbol en el barrio de Kennington, en el sur de Londres.

El accidente ocurrió cuando el chofer del autobús intentó esquivar otro vehículo, alrededor de las 10:50 de la mañana, indicó el director de autobuses de Transporte para Londres, Mike Weston.

La parte delantera del autobús 59, que iba a King’s Cross en el centro de Londres, quedó incrustada contra un árbol en Kennington Road. Según el diario “Mirror”, el accidente dejó 32 personas lesionadas, cinco de ellas con heridas severas y dos muy graves.

Weston anunció que se pondrá en marcha una investigación “con urgencia”, mientras que la calle ha sido cortada y el trafico desviado.

El caso del teatro

Por otro lado, las autoridades informaron que el derrumbe de parte del techo del teatro Apollo, ocurrida anteanoche, dejando como saldo unos 80 heridos, fue un accidente “aislado” sin que se hayan detectado de momento problemas en la estructura del edificio.

La líder del ayuntamiento de Westminster, donde se ubica el distrito teatral del West End, Philippa Roe, dijo que un equipo de peritos ha examinado la sala -construida en 1901- y ha confirmado que la estructura del techo “es segura”, aunque las funciones se han suspendido hasta el 4 de enero.De acuerdo con un primer informe, lo único que se desprendió fueron unos diez metros cuadrados de revoque y capas de yeso que, en la caída, se llevaron por delante parte del balcón.

“Cada teatro histórico es único y no tenemos razones para pensar que esto sea algo más que un incidente aislado”, aseguró Roe, quien admitió que la investigación sobre las causas del siniestro puede llevar algún tiempo.Dos personas, de un total de 80 heridos iniciales, siguen internadas en el hospital de Saint Thomas, que precisó que, de los 34 adultos y cinco niños que ingresaron anoche, la mayoría tenía cortes, contusiones y alguna fractura y, los más graves, heridas en cuello y cabeza.El techo del Apollo se precipitó estrepitosamente durante la representación de la popular obra “El curioso incidente de un perro a medianoche”, dirigida por Marianne Elliott y basada en el libro de Mark Haddon, cuando había en la sala 720 personas de un aforo de 775.Las ambulancias y los equipos de bomberos llegaron en pocos minutos al teatro en medio de escenas de pánico, mientras que tres autobuses urbanos rojos de dos pisos ayudaron al traslado de los heridos.”Es una suerte que no resultaran heridas más personas”, dijo hoy Nick Harding, portavoz de la Brigada de bomberos, tras examinar los escombros.Roe, por su parte, aseguró que el teatro tenía “actualizados” los requisitos de seguridad, al tiempo que la Sociedad del Teatro de Londres confirmó que también están en regla los de otros locales del West End.”No obstante, como precaución, todos los teatros históricos de Londres llevarán a cabo hoy más inspecciones”, afirmó la primera edil, a fin de tranquilizar al público.El Ayuntamiento de Westminster “se plantea” además revisar los techos de los teatros con más frecuencia que el actual periodo de tres años, si bien ha dicho que no tomará ninguna medida hasta conocer el informe final de los técnicos.Una de las líneas de investigación sobre las causas del derrumbe analizará si tuvieron algo que ver la lluvia y los relámpagos que cayeron anoche en Londres, pues, según testigos, hubo un goteo antes de que se desplomara el techo.El Apollo se encuentra en la avenida Shaftesbury, donde se ubican gran parte de los teatros de Londres y que estos días previos a la Navidad tienen las localidades agotadas.”El curioso incidente de un perro a medianoche” es uno de los éxitos del año y el autor de la novela original, Mark Haddon, afirmó anoche en la red social Twitter que se sentía “profundamente aliviado” de que no hubiera habido muertos.El alcalde de Londres, Boris Johnson, alabó hoy la labor de los servicios de emergencia y subrayó que el West End -distrito teatral londinense- “sigue abierto para los negocios”.Desde Bruselas, el primer ministro británico, David Cameron, calificó de “horroroso” el suceso y aseguró que habrá que “aprender de las lecciones que se extraigan”.”El curioso incidente de un perro a medianoche” se estrenó en agosto de 2012 en el Teatro Nacional, a orillas del río Támesis, y el pasado marzo se trasladó al Apollo, propiedad de la empresa Nimax Theatres. EFE Londres: Inspectores revisan 52 teatros AP Photo SPANXAG104 EDITORES: Con AP Fotos. Por JILL LAWLESS= Associated Press= LONDRES (AP) _ Las autoridades inspeccionaban el viernes los 52 teatros de la famosa zona de West End en Londres, en un intento por garantizarle al público amante del teatro que los elegantes pero antiguos edificios de la ciudad son seguros, poco después que trozos de mampostería cayeron desde el techo del Teatro Apollo, hiriendo a 79 personas. El concejo municipal de Westminster que abarca la jurisdicción, dijo que las inspecciones de seguridad revelaron que no había problemas inmediatos. “Es una prioridad máxima asegurarle al público que está seguro cuando viene al teatro”, destacó la líder del concejo Philippa Roe. La policía londinense dijo que había descartado que el desprendimiento de parte del techo el jueves por la noche se debiera a una actividad criminal. Un elemento de investigación era si una lluvia intensa pero breve una hora antes habría tenido algo que ver en el asunto. Testigos relataron que reinó el caos y el pánico cuando grandes trozos, vigas de madera y polvo cayeron sobre el público 45 minutos después de que había comenzado la obra “The Curious Incident of the Dog in the Night-Time” (El curioso incidente del perro durante la noche). “Llegué a pensar, que a lo mejor esto formaba parte de la obra”, comentó Scott Daniels, un turista estadounidense del área de Dallas. “De pronto, el yeso comenzó a caer, grandes trozos de mampostería. Las luces se apagaron y todo se llenó de humo, todos tosían y se ahogaban”. El Servicio de Ambulancia de Londres dijo el viernes que había dado tratamiento a 79 personas, 56 de las cuales fueron llevadas a hospitales locales en ambulancias. De las 47 personas heridas “caminaban”, mientras que nueve personas “habían sufrido heridas graves inclusive en la cabeza y la espalda”. Nimax Theatres, que es propietaria del Apollo, calificó el incidente de “asombroso y angustiante”. Como muchos de los teatros de West End de Londres, el Apollo tiene más de un siglo de antigüedad, al haber sido construido en 1901. Tiene capacidad para 775 personas.




Volver arriba