OTAN: “Graves implicaciones” de la actuación rusa en Ucrania

OTAN: “Graves implicaciones” de la actuación rusa en Ucrania

Ciudadanos ucranianos protestan ante la presencia de solsados rusus en Ucrania.- (AP)

BRUSELAS (EFE).- El Consejo del Atlántico Norte, el máximo órgano de decisión de la OTAN, dejó hoy claro que Rusia “sigue violando la soberanía e integridad territorial de Ucrania” y advirtió de las “graves implicaciones” que esa circunstancia puede tener para la seguridad y la estabilidad.

“A pesar de las repetidas peticiones de la comunidad internacional, Rusia sigue violando la soberanía e integridad territorial de Ucrania y continúa violando sus compromisos internacionales”, afirmó el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, al término de una reunión solicitada por Polonia.

Según Rasmussen, “estos acontecimientos presentan graves implicaciones para la seguridad y la estabilidad del área euroatlántica”.

Polonia invocó el lunes el artículo IV del Tratado de Atlántico para convocar esta reunión, la segunda del Consejo del Atlántico Norte en las últimas 72 horas con motivo del despliegue de tropas rusas en la república autónoma de Crimea, que pertenece a Ucrania.

“Este artículo dice que consultaremos cada vez que un aliado piense que la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de cualquier miembro de la OTAN se vea amenazada”, recordó Rasmussen, que leyó al término de la reunión de Bruselas el comunicado adoptado por el Consejo.

El secretario general aliado aseguró que los países de la OTAN “se mantienen unidos en un espíritu de fuerte solidaridad en esta grave crisis”.

“Nos comprometemos a intensificar nuestra rigurosa evaluación en curso sobre las implicaciones de esta crisis para la seguridad de la Alianza”, señaló Rasmussen, quien destacó que lo harán “en estrecha coordinación y consulta”.

A su vez, subrayó que seguirán “apoyando todos los esfuerzos constructivos para una solución pacífica a la actual crisis, de acuerdo con la ley internacional”.

Los ministros de Defensa de la Alianza urgieron a Moscú la pasada semana, en una reunión en Bruselas, a evitar cualquier acción que pueda incrementar la tensión en la crisis de Ucrania y dar pie a “malentendidos”.

La situación en Ucrania preocupa especialmente a Polonia, que ha insistido en reclamar el respeto de la integridad territorial de Ucrania y ha exigido “el fin de los movimientos de tropas provocadores” en Crimea.

En Varsovia, el ministro polaco de Defensa, Tomasz Siemoniak, negó hoy que sus tropas estén en estado de alerta por la crisis ucraniana y las maniobras de Rusia en la región de Kaliningrado, al tiempo que aseguró que los últimos movimientos militares son “ejercicios rutinarios”.

Rasmussen dijo también que los aliados continuarán “consultando a Ucrania dentro de la Comisión OTAN-Ucrania” y que entablarán un diálogo con Moscú en el Consejo OTAN-Rusia, del que “mantendremos una reunión mañana”.

El embajador ruso ante la OTAN, Alexander Grushko, aceptó hoy acudir al encuentro extraordinario solicitado por Rasmussen para abordar la situación en Ucrania tras el despliegue de tropas rusas en la región de Crimea.

Grushko consideró que la iniciativa polaca “alimenta las tensiones” y muestra la permanencia de una mentalidad “al estilo de la Guerra Fría”, según declaró a medios de su país.

El Consejo OTAN-Rusia es un foro de consultas y cooperación entre la Alianza Atlántica y Moscú establecido en Roma en 2002.

Es también la base formal de las relaciones entre ambas partes y contiene un mecanismo de consultas, cooperación y decisiones conjuntas, en el que los Estados aliados y Rusia abordan asuntos de seguridad de interés común.

Por otra parte, la portavoz de la OTAN Oana Lungescu anunció que los embajadores aliados se reunirán mañana con el Comité Político y de Seguridad de la Unión Europea (UE), compuesto por representantes de los Estados miembros comunitarios, para hablar sobre Ucrania.

Este encuentro se producirá la víspera de que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE celebren el jueves una cumbre extraordinaria en Bruselas en la que podrían adoptar medidas restrictivas contra Rusia si Moscú no da pasos para rebajar la tensión en Ucrania, una posibilidad a la que apuntaron el lunes los ministros de Exteriores de los veintiocho países comunitarios.




Volver arriba