Oposición alemana exige solución para Snowden tras escándalo del doble espía

 

BERLÍN (EFE).- La oposición alemana exigió hoy al Gobierno de Angela Merkel que “invite” al país al extécnico de la CIA Edward Snowden para colaborar en las investigaciones sobre las actividades de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), en medio del escándalo por el doble agente alemán que habría filtrado documentos a EEUU.

“Ha llegado el momento de pedirle que venga aquí. Es extremadamente importante para investigar un asunto del que Estados Unidos sigue sin darnos explicaciones”, dijo la líder del grupo parlamentario Los Verdes, Katrin Göring-Eckardt.

La formación ecopacifista y la Izquierda, los dos partidos de la oposición, reclaman garantías de seguridad para Snowden, con el fin de que pueda declarar ante la comisión creada en el Parlamento (Bundestag) para investigar el espionaje de Estados Unidos en territorio alemán o a ciudadanos germanos, incluidas las escuchas al teléfono de Merkel.

Por el momento, su petición ha sido desestimada por la mayoría parlamentaria que forman conservadores y socialdemócratas, unidos en el Gobierno de coalición y que acordaron que Snowden declare ante la comisión por videoconferencia en septiembre próximo.

Las formaciones opositoras llevan meses reclamando que se conceda asilo en Alemania al extécnico de la CIA, quien desveló el escándalo de las escuchas masivas de Estados Unidos hace más de un año y desde entonces se encuentra asilado en la capital rusa.

“Hubiéramos deseado una reacción más contundente por parte del Gobierno alemán”, indicó hoy en un encuentro con medios extranjeros el abogado Wolfgang Kaleck, director del Centro Europeo para los Derechos Humanos (ECCHR) y coordinador del equipo de letrados europeos de Snowden.

Declinó responder a la pregunta de si se está negociando un “plan B” para desbloquear la situación de Snowden (“si estuviéramos haciéndolo y lo contara dejaría de ser un plan B”, afirmó), aunque insistió en que Rusia no es “el país deseado” por éste para su exilio, sino sólo el único que le concedió asilo.

“Es ingenuo imaginar que no hay dobles agentes, sea éste u otros más”, comentó el abogado respecto al revuelo generado en Alemania por la detención, la semana pasada, de un presunto agente doble que filtraba a Estados Unidos información de la comisión del Bundestag.

El Gobierno de Merkel ha calificado de “muy seria” la cuestión y ha exigido una “explicación rápida y precisa” de Washington.

Por su parte, el ministro alemán de Interior, Thomas De Maizière, opinó hoy que el Servicio de Información Federal (BND) -uno de los departamentos del espionaje germano- debe explicar lo ocurrido y preparar “contramedidas” para evitar que esto se repita.

La viceportavoz del Ejecutivo, Christiane Wirtz, advirtió sin embargo que cualquier reacción por parte de Berlín sólo se producirá cuando la fiscalía federal concluya su investigación sobre el detenido, lo que podría prolongarse semanas.

Los portavoces de los ministerios de Justicia e Interior reconocieron, por su parte, que sus demandas de información a Estados Unidos con respecto a sus programas de espionaje en Alemania no han sido atendidas.

El supuesto agente doble fue detenido el pasado miércoles por orden de la fiscalía federal y el viernes se hizo pública la investigación.

Según distintos medios, el acusado pasó 218 documentos internos alemanes, incluidas tres actas relacionadas con las pesquisas de la comisión investigadora del Bundestag.

A cambio de esos servicios, habría percibido 25.000 euros del espionaje estadounidense, que le fueron transferidos en un encuentro en Austria.




Volver arriba