OMS: Brote de ébola en Guinea es preocupante

GINEBRA (EFE).- El desarrollo del ébola en Guinea Conakry sigue el patrón epidemiológico de anteriores brotes, advirtió hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Cualquier brote de ébola es de gran preocupación, pero necesitamos ser muy prudentes. Por ahora lo que vemos son casos esporádicos, no podemos hablar de epidemia”, señaló en rueda de prensa Gregory Hartl, portavoz de la OMS.

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) afirmó ayer que el actual brote en Guinea Conakry es “sin precedentes”.

Hartl negó hoy este hecho y recordó que ha habido casos en el pasado en Uganda y la República Democrática del Congo (RDC) mucho más severos y que afectaron hasta 400 personas.

El portavoz señaló que existen cuatro cepas del virus que causa el ébola y que la que está presente en Guinea Conakry es del tipo Zaire (antiguo nombre para RDC), algo “normal” porque éste normalmente aparece en zonas tropicales de África Central y África Occidental.

“Por ahora, el tamaño, la expansión y la transmisión de este brote sigue el patrón de otros precedentes”, insistió el portavoz.

La cepa Zaire es una de las más agresivas y letales, dado que tiene uno de los índices de mortalidad más elevados -en torno al 90 %- entre los virus patológicos humanos.

Asimismo, Hartl recordó que no es la primera vez que el virus se desplaza de zonas rurales a la capital, porque éste hecho ya ocurrió en el pasado en Gabón.

“No lo podemos confirmar aún, pero creemos que el virus llegó a la capital a través de una persona enferma que fue a Conakry para curarse”.

Dicho esto, el portavoz recordó que por ahora el brote se centra en el sudeste de Guinea, donde se han dado la mayoría de los casos, y la mayor parte de las muertes (70).

Hasta la fecha se han confirmado 122 casos de personas infectadas en Guinea, 80 de las cuales han muerto; en Liberia se han detectado 7 casos, de los cuales 4 han muerto, pero todos están ligados con el brote en Guinea, explicó Hartl.

Asimismo, los casos sospechosos en Sierra Leona han sido descartados.

De todos los fallecidos, 11 eran trabajadores sanitarios.

Para evitar más contagios en el interior de las instalaciones sanitarias, la OMS ha enviado equipos especializados de protección.

Con respecto a la fuente primigenia de la infección, el portavoz dijo que detectarla “no es la prioridad”, dado que lo más importante ahora es frenar la cadena de transmisión y evitar nuevos casos.

Para ello hay que evitar contagios en los centros hospitalarios, efectuar un control estricto de los infectados y de su entorno, y hacer campañas de información para concienciar a la población de los riesgos de la enfermedad y cómo se debe actuar para evitar contraerla.

Dicho esto, Hartl explicó que una de formas más fáciles de contagio puede ser la caza y posterior ingestión de un animal enfermo portador del virus.

El periodo de incubación del virus es de entre dos y 21 días, es por ello que la OMS podrá hablar de control del brote una vez hayan transcurrido 42 días sin que se haya detectado ningún nuevo caso, un escenario que por ahora no se vislumbra a corto plazo.




Volver arriba