OCDE: En 3.4 % el crecimiento para México en 2014

La OCDE reajustó en 3.4 la proyección de crecimiento para México en 2014

PARÍS (EFE).- La OCDE da por hecho que la economía mexicana se va a recuperar este año del bache sufrido en 2013, y más todavía el próximo, aunque sus previsiones son algo menos optimistas que las que había dado en noviembre pasado.

En su informe semestral de Perspectivas, publicado hoy, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) anticipa que México crecerá un 3.4 % en 2014, de la mano de la remontada que se constata en EE.UU., pero también por los efectos del estímulo fiscal, lo que en cualquier caso serán cuatro décimas menos de lo que había anticipado a fines del pasado ejercicio.

Para 2015, su previsión es que la subida del producto interior bruto (PIB) se acelere hasta el 4.1 %, una décima menos de lo que había indicado hace seis meses.

México se situará entre los 34 miembros de la organización con mayor ascenso del PIB, sólo superado tanto este año como el próximo por Chile (3.6 % y 4.2 % respectivamente) y Corea del Sur (4 % y 4.2 %). La media del conocido como el “Club de los países desarrollados” será del 2.2 % en 2014 y del 2.8 % en 2015.

El principal vector de la expansión en México será el incremento de las exportaciones (en particular por la demanda de su gran vecino del norte), del 5.7 % este año y del 7.8 % el que viene, pero también la inyección de gasto público, con una progresión del 5.3 % y del 3.9 % respectivamente.

Los autores del estudio subrayaron que la aprobación de diversas reformas estructurales por la nueva administración mexicana, y en particular las de la energía, el sector financiero y las telecomunicaciones, ya está reforzando la confianza empresarial y mejorando el clima para la inversión privada.

Algo que “a largo plazo” impulsará tanto la productividad como el crecimiento, añadieron.

La OCDE constata que la inflación subyacente (la que excluye la energía y los alimentos, los elementos más volátiles) ha repuntado recientemente por efecto de las subidas de impuestos, pero puntualiza que la credibilidad de la política puesta en marcha ha evitado que eso alimentara expectativas de subidas de precios mayores.

En ese contexto, calcula que el índice de precios al consumo, que fue del 3.8 % en 2013, se situará de media en el 3.9 % en 2014 y en el 3.3 % en 2015.

Los autores del estudio hicieron hincapié igualmente en que México ha conseguido mantener el tipo de cambio del peso mayormente estable, sobre todo si se compara con las monedas de otras economías emergentes afectadas por la retirada de las medidas expansionistas de la Reserva Federal de EE.UU.

Además, el Banco Central de México persiste en conservar sus tipos de interés en un récord mínimo del 3.5 %, lo que alienta la recuperación de la inversión, que tras haber caído un 1.7 % el pasado año debería registrar un ascenso del 3.4 % en 2014 y del 4.8 % en 2015.




Volver arriba