Obama autoriza sanciones y rechaza el referéndum de Crimea

El presidente estadounidense Barack Obama habla sobre la situación de Ucrania durante una rueda de prensa celebrada en la Casa Blanca, Washington, Estados Unidos, hoy jueves 6 de marzo de 2014.- (EFE/Michael Reynolds)

El presidente estadounidense Barack Obama habla sobre la situación de Ucrania durante una rueda de prensa celebrada en la Casa Blanca, Washington, Estados Unidos, hoy jueves 6 de marzo de 2014.- (EFE/Michael Reynolds)

WASHINGTON, D.C.  (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, rechazó hoy como ilegal la maniobra encaminada a separar Crimea de Ucrania y anunció una serie de medidas para sancionar a los responsables de las amenazas a la integridad y soberanía del país europeo.

En una comparecencia no prevista ante los medios de comunicación, Obama envió asimismo una serie advertencia a Rusia de que EE.UU. y sus aliados europeos permanecerán “unidos” en su respuesta, si el Gobierno ruso no da marcha atrás.

Previamente, el Departamento de Estado había anunciado que restringirá los visados “a numerosos funcionarios e individuos responsables o cómplices en la amenaza a la soberanía y la integridad territorial” ucranianas.

La orden ejecutiva firmada hoy por el presidente no especifica de momento quiénes serán los afectados por esta sanción (ucranianos o rusos), y la confirmación de las identidades parece reservarse para un momento posterior en caso de que Moscú persista en su línea de acción.

“Esta mañana he firmado una orden ejecutiva que autoriza sanciones contra individuos y entidades responsables de la violación de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y del robo de bienes de la población ucraniana”, explicó Obama.

“Estas decisiones dan continuidad a nuestros esfuerzos por imponer un coste a Rusia y a los responsables de la situación en Crimea”, añadió el presidente estadounidense.

Obama fue muy claro a la hora de rechazar el referéndum que planean llevar a cabo las autoridades prorrusas de la región autónoma de Crimea, escenario desde hace días de la intervención de unas supuestas milicias de autodefensa con el apoyo del Ejército ruso.

En una escalada del conflicto, el Parlamento de Crimea aprobó hoy separar a esta región de Ucrania y convocar un referéndum el próximo día 16 con el fin de refrendar la adhesión a Rusia, lo que provocó la inmediata reacción de Kiev, que procedió a la disolución del parlamento autónomo, según anunció el presidente ucraniano en funciones, Alexandr Turchínov.

“La propuesta de referéndum sobre el futuro de Crimea violaría la Constitución de Ucrania y violaría el derecho internacional. Cualquier discusión sobre el futuro de Ucrania debe incluir al Gobierno legítimo de Ucrania”, subrayó el presidente estadounidense.

“En el año 2014 estamos muy lejos de los días en los que las fronteras podían ser dibujadas por encima de las cabezas de los líderes democráticos”, advirtió.

Obama reiteró que Estados Unidos permanecerá “firme”, junto con sus aliados, en caso de que Rusia continúe violando los tratados internacionales y mantenga la ocupación “de facto” de esa parte del territorio ucraniano.

“Si esta violación del derecho internacional continúa, la determinación de Estados Unidos y nuestros aliados y la comunidad internacional se mantendrá firme”, dijo el mandatario.

El presidente de EE.UU. aseguró, no obstante, que Rusia tiene todavía la posibilidad de poner fin a la crisis de forma diplomática.

Para ello, instó a permitir el despliegue de observadores internacionales en todo el territorio de Ucrania, incluida Crimea, y pidió a Moscú que inicie conversaciones directas con Kiev para dar respuesta a las “legítimas” preocupaciones e intereses de Rusia en Crimea.

“Dejar que los observadores internacionales se desplieguen en toda Ucrania, incluida Crimea, para asegurar que los derechos de todos los ucranianos son respetados, incluidos los de etnia rusa; y comenzar las consultas entre el gobierno de Rusia y Ucrania, con la participación de la comunidad internacional”, propuso el líder estadounidense.

Además, el presidente llamó al Congreso para que apoye la intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Ucrania y autorice la ayuda estadounidense al gobierno ucraniano, de manera que las autoridades provisionales en Kiev “puedan resistir esta tormenta y estabilizar su economía, haciendo las reformas necesarias”.

El pleno de la Cámara de Representantes debate hoy si aprueba dicho proyecto de ley, a la vez que el Comité de Asuntos Exteriores de la cámara baja aprobó una resolución simbólica en la que condena los pasos dados por el Kremlin e insta a Obama a imponer sanciones financieras y comerciales más duras.- (Por Raquel Godos)

Etiquetas:, , ,