Nuevo dirigente en Ucrania

Petró Poroshenko obtiene el puesto como presidente

Militares y una joven ucraniana, esperan para recibir sus boletas electorales para emitir su voto en Kiev
1 / 2


Militares y una joven ucraniana, esperan para recibir sus boletas electorales para emitir su voto en Kiev
Petró Poroshenko y su esposa Marina emitieron sus votos en Kiev


KIEV (EFE).- El multimillonario Petró Poroshenko, conocido como el “rey del chocolate” por sus negocios de dulces y bombones, se proclamó ayer ganador de las elecciones presidenciales de Ucrania, tras difundirse los sondeos a pie de urna que le daban la victoria.

“Ucrania tiene un nuevo presidente”, proclamó Poroshenko, que planea efectuar su primer viaje como presidente a Donbass, la cuenca hullera ucraniana que incluye a las regiones rebeldes prorrusas de Donetsk y Lugansk.

“No hay dinero gris, ni negro, ni blanco. O combatimos la corrupción o es que estamos implicados en ella”, fue una de las frases de Poroshenko, uno de los hombres más ricos de Ucrania, en la campaña electoral. Aunque centró su campaña en la lucha contra la corrupción, no es por eso por lo que Poroshenko derrotó a su principal rival, la ex primera ministra Yulia Timoshenko.

Poroshenko fue el principal patrocinador del Maidán (plaza), el movimiento de protesta pacífica que desembocó en violentos disturbios y condujo en febrero pasado al derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich.

Los ucranianos premiaron su generosidad hasta el punto de que no necesitará una segunda vuelta para hacerse con la Presidencia.

Al contrario que en la Revolución Naranja de 2004, cuando participó en los mítines en Kiev, Poroshenko mantuvo un perfil bajo durante el Maidán y dejó que otros sufrieran el desgaste.Los analistas consideran que la Revolución Naranja fracasó debido a la incompatibilidad entre Timoshenko, entonces primera ministra, y Poroshenko, mano derecha del entonces presidente Víktor Yúschenko. Desde entonces, se alejó de la política durante varios años para centrarse en su emporio empresarial, encabezado por Roshen, considerada una de las mayores compañías mundiales en producción de bombones y dulces, y que ahora prometió vender en un gesto de que luchará contra la corrupción.Durante la campaña, el candidato contó con la ventaja de ser el dueño de varios medios de comunicación, lo que le permitió eludir los debates y propagar su mensaje electoral sin apenas participar en actos. Al contrario que su rival, Poroshenko optó por una campaña sin estridencias, en la que dio prioridad a propuestas concretas, alejadas del toque populista del resto de candidatos.Nada más conocer ayer su victoria tras los sondeos, ha prometido convocar elecciones parlamentarias antes de finales de año para acabar con la interinidad del Gobierno de unidad nacional creado tras la caída de Yanukóvich. Antes de presentar su candidatura, viajó a Crimea para intentar mediar en el conflicto en la península prorrusa, pero durante su visita a Simferópol fue increpado por una agresiva multitud, imágenes que pudieron aportarle réditos electorales. También le benefició el hecho de que Roshen fuera una de las principales víctimas del bloqueo al que Rusia sometió en 2013 a las exportaciones ucranianas, antes incluso del estallido de las protestas populares. En cuanto a las tensas relaciones con el Kremlin prometió presentar una denuncia en los tribunales internacionales contra Rusia por la anexión de Crimea y, al mismo tiempo, normalizar las relaciones con el país vecino en un plazo de tres meses. Poroshenko acusó a Rusia de instigar la sublevación prorrusa en el este ucraniano -dos regiones se proclamaron independientes- y abogaron por reforzar las Fuerzas Armadas para defender el país en caso de una agresión exterior. Como anunció antes de los comicios, reiteró que su primer viaje, una vez asuma el cargo, lo realizará al este prorruso, para recuperar la confianza de su gente en el Gobierno central. En una muestra de su carácter camaleónico, Poroshenko fue uno de los fundadores del Partido de las Regiones, el más votado en el este rusohablante; y ostentó cargos de responsabilidad en el Gobierno cuando eran presidentes tanto Yúschenko como Yanukóvich. Poroshenko labró una imagen moderada, muy alejada del radicalismo de Timoshenko, que lo convirtió en un candidato ideal en tiempos de crisis, tanto para Rusia como para Occidente.Por su parte, la ex primera ministra Yulia Timoshenko aceptó su derrota en las elecciones pero insistió en solicitar la convocatoria de un referéndum sobre el ingreso en la OTAN.

“Éstas han sido unas elecciones justas y limpias. Posiblemente, no hayamos visto unas elecciones como éstas en 23 años de independencia”, dijo Yulia Timoshenko en sus primeras declaraciones tras los comicios.

Timoshenko destacó que “las elecciones transcurrieron en condiciones de agresión militar (por parte de Rusia), por lo que votar fue muy difícil”.”Que las elecciones se celebraran ha sido una gran victoria para Ucrania y el pueblo ucraniano”, agregó.Y subrayó que el nuevo presidente “tendrá todos instrumentos de poder para frenar la guerra y así satisfacer las esperanzas de los ucranianos”.”Haremos todo lo posible para ayudar (…) a construir una Ucrania fuerte y europea y celebrar finalmente un referéndum sobre el ingreso en la OTAN”, dijo.Timoshenko manifestó que su objetivo es “defender a Ucrania como integrante de pleno derecho de la Unión Europea y de los sistemas de defensa seguridad colectiva”.Según los tres sondeos a pie de urna, el oligarca Petró Poroshenko, ganó los comicios con entre 55.7 y un 57.3 por ciento de los votos, muy por delante de Timoshenko, que rondaría el 12-13 por ciento.Muerte de dos terroristasEn otro orden, el ministro de Interior de Ucrania, Arsén Avákov confirmó la muerte de “dos terroristas”, en la jerga que emplea Kiev para referirse a los rebeldes, y la detención de otros catorce en la localidad de Novoaydar, en la región de Lugansk donde los prorrusos boicotearon las elecciones presidenciales.”Los terroristas de la así llamada república popular de Lugansk atacaron con armas el colegio electoral 263. Las unidades de la operación antiterrorista reaccionaron con rapidez. Dos terroristas han sido liquidados, 14 detenidos y los demás se dieron a la fuga”, escribió el ministro.Un portavoz de la autoproclamada república popular de Lugansk, liderada por los insurgentes prorrusos que combaten a las fuerzas de Kiev, aseguró por su parte que soldados ucranianos dispararon a dos integrantes de una comisión electoral local que se habían negado a abrir un colegio electoral.Por su parte, la vicepresidenta del Comité Electoral Central (CEC) de Ucrania, Zhanna Usenko-Chórnaya, denunció que los rebeldes prorrusos entraron en combate con las fuerzas ucranianas en Novoaydar para hacerse con las papeletas electorales e impedir la celebración de los comicios en esa localidad.Declaran Donesk en estado de guerraLa autoproclamada república popular de Donetsk declaró ayer el estado de guerra en ese territorio tras la reanudación de la ofensiva de las fuerzas gubernamentales ucranianas contra los bastiones prorrusos del este del país.”A partir de la medianoche estamos en estado de guerra. Nuestro objetivo prioritario es limpiar nuestro territorio de fuerzas ocupantes”, afirmó Denís Pushilin, líder de la república separatista, citado por las agencias rusas.Pushilin hizo este anuncio después de que el ministro de Interior de Ucrania, Arsén Avákov, adelantara que la operación antiterrorista contra los rebeldes se reanudará tras las elecciones presidenciales de ayer.”Las elecciones han concluido. No han logrado sabotearlas. Hemos ganado. Ahora defenderemos el resultado”, escribió Avákov en su cuanta de la red social Facebook.El ganador de las presidenciales, el magnate Petró Poroshenko, abogó por entablar un “diálogo directo” con la población del este del país y prometió que le garantizará el libre uso de la lengua rusa con un estatus oficial.Y no descartó que la ceremonia de inauguración se celebre en el Donbass, cuenca hullera ucraniana que incluye a las regiones insurgentes de Donetsk y Lugansk.Al mismo tiempo, descartó cualquier clase de diálogo con los milicianos insurgentes, aunque se mostró dispuesto a amnistiar a aquellos que depongan las armas, siempre y cuanto no hayan cometido crímenes graves desde el estallido de la sublevación prorrusa a principios de abril.”Aquellos que quieren convertir al Donbass en Somalia, que no defienden ni los derechos ni la federalización, que se arrogan el derecho a robar y matar, con esa gente no puede haber ninguna negociación”, dijo.

Comicios | Presidencia

Petró Poroshenko ganó ayer las elecciones presidenciales contra Yulia Timoshenko.

Operación terrorista

El ministro de Interior de Ucrania, Arsén Avákov, anunció que la operación antiterrorista contra los insurgentes prorrusos continuará, tras conocer que el magnate Petró Poroshenko habría ganado las elecciones.




Volver arriba