Nueve muertos en choques violentos en Ucrania

Por Por MARIA DANILOVA

KIEV, Ucrania (AP).— Miles de policías armados con granadas de aturdimiento y cañones lanzaagua cargaron el martes contra el campamento de la oposición en la capital ucraniana que ha sido el centro de casi tres meses de protestas antigubernamentales, después de que por lo menos nueve personas murieron en choques callejeros el martes.

La policía desmanteló algunas de las barricadas en el perímetro de la Plaza Independencia y muchas de las carpas de los manifestantes fueron incendiadas. Pero los 20,000 manifestantes resistieron armados con rocas, bates y bombas incendiarias, mientras entonaban el himno nacional.

El líder opositor Vitali Klitschko exhortó a los manifestantes a defender el campamento.

“De aquí no nos iremos a ningún lado”, dijo Klitschko a la multitud en la plaza mientras ardían focos de incendios a su alrededor. “Esta es una isla de libertad y la defenderemos”. Muchos siguieron su llamado.

“Esto parece una guerra contra el propio pueblo”, se lamentó Dmytro Shulko, de 35 años, que se dirigía al campamento con una bomba incendiaria. “Pero nos defenderemos”.

Los manifestantes parecieron sentir que el estancamiento político llegaba a un momento decisivo después de que la violencia más mortífera paralizaba la capital. Mientras las carpas se consumían en llamas, los manifestantes gritaban desafiantes “íGloria a Ucrania!”

Anteriormente, los manifestantes atacaron a la policía, encendieron fogatas frente al Parlamento y acusaron al gobierno del presidente Viktor Yanukovich de volver a desoír sus demandas.

Al caer la noche, las agencias policiales prometieron imponer orden en las calles y cerraron las estaciones de subterráneo en la capital. En la Plaza Independencia, sacerdotes ortodoxos oraron por la paz. “Vemos que este régimen ha vuelto a disparar contra la gente; desean ahogar Ucrania en sangre. No cederemos ante una provocación”, enfatizó el líder opositor Arseni Yatseniuk a los manifestantes. “No retrocederemos un solo paso en esta plaza. No tenemos donde retroceder. Ucrania nos apoya, el futuro de Ucrania nos respalda”. Los enfrentamientos ahogaron las esperanzas de una pronta solución a la crisis política y agravaron las tensiones mientras tanto Rusia como la Unión Europea trataban de ganar influencia en esta antigua república soviética.

Horas antes, miles de manifestantes furiosos gritando “íVergüenza!” lanzaron piedras a la policía y prendieron fuego a los camiones que les bloqueaban el paso. La policía antidisturbios respondió con granadas aturdidoras y disparó lo que parecían balines metálicos, mientras el humo de los vehículos y neumáticos en llamas invadía las calles de Kiev.

Olha Bilyk, vocera de la policía de Kiev, dijo a The Associated Press que murieron dos policías, probablemente de heridas de bala, y siete civiles, tres de ellos por armas de fuego. Las protestas comenzaron en noviembre, cuando el presidente Viktor Yanukovich congeló los vínculos con la UE a cambio de un rescate financiero de Rusia por 15.000 millones de dólares, pero las maniobras políticas continuaron y Moscú suspendió sus pagos. Además de los muertos, el ministerio del interior y médicos de los manifestantes dijeron que 40 policías y unos 150 manifestantes resultaron heridos.




Volver arriba