Mueren catorce soldados en combates en Ucrania

Militantes prorrusos vigilan las calles de Semyonovka a las afueras de Slaviansk, Ucrania. EFE

KIEV (EFE).- Catorce soldados ucranianos murieron hoy y al menos veinte resultaron heridos en combates con los insurgentes prorrusos cerca de las localidades de Volnovaja y Rubézhnoe, en la rebeldes regiones de Donetsk y Lugansk, informaron hoy las autoridades de Ucrania.

Trece de las catorce bajas se produjeron junto a la ciudad de Volnovaja, declaró el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, en una reunión con los miembros del Consejo Ucraniano de Iglesias y Organizaciones Religiosas.

“Nuestros militares defendieron la ciudad (Volnovaja) e impidieron el avance (de la milicias prorrusas). Pero, para nuestro pesar, bajo el fuego de morteros, lanzagranadas y armas automáticas pesadas murieron por Ucrania nuestros muchachos, nuestros militares. Trece personas dieron su vida por Ucrania”, dijo.

Otro militar ucraniano murió en un combate cerca de la localidad de Rubézhnoe, en la vecina región de Lugansk, según el Gobierno de Kiev.

Por su parte, los prorrusos denunciaron que los ataques de las fuerzas ucranianas en Volnovaja han causado 20 muertos y 42 heridos.

“La operación especial de las fuerzas (ucranianas) en la ciudad de Volnovaja continúa. Los helicópteros disparan cohetes. Hay 42 heridos y 20 muertos”, dijo el vicepresidente del Soviet Supremo de la autoproclamada república popular de Donetsk, Vladímir Mákovich, citado por la agencia rusa Interfax.

Según Mákovich, 18 de los heridos fueron trasladados a la ciudad de Krasnogorovka, también en la región de Donetsk.

Volnovaja, con cerca de 23.000 habitantes, se encuentra a unos 60 kilómetros al suroeste de la ciudad de Donetsk, capital de la región homónima, de mayoría rusohablante.

Los milicianos del llamado Ejército Sureste, brazo armado de la autoproclamada república popular de Lugansk, informaron del inicio de una amplia ofensiva de la Guardia Nacional de Ucrania en las afueras de la ciudad de Lisichansk, donde se encuentra Rubézhnoe.

“La Guardia Nacional ha empezado una gran ofensiva para dirigirse a Lisichansk. Hay combates en las afueras de la ciudad, la Guardia Nacional emplea blindados”, aseguró a las agencias rusas Alexéi Chmilenko, uno de los líderes de esta rebelde región, que se proclamó independiente de Ucrania.




Volver arriba