Muere el arquitecto austríaco Hans Hollein, ganador del Pritzker en 1985

 

VIENA (EFE).- El afamado arquitecto austríaco Hans Hollein, ganador en 1985 del Premio Pritzker, considerado como el Óscar de la arquitectura, ha muerto hoy en Viena a causa de una larga enfermedad, confirmó la familia del fallecido a la agencia de noticias APA.

Entre las obras de Hollein, quien cumplió el pasado 30 de marzo 80 años de edad, destacan, entre otras, la renovación del Museo Albertina y la Haas Haus, ambas en Viena, y las Torres Pezet 515 e Interbank, situadas en Lima.

Según APA, el arquitecto no pudo participar por una pulmonía en las recientes celebraciones de su cumpleaños, a finales de marzo.

Hollein destacó no sólo como arquitecto sino también como diseñador de muebles, decorador de escenarios de teatros, profesor universitario y director de instituciones artísticas como la Biennale de Arquitectura de Venecia en 1996.

Sus obras arquitectónicas se encuentran en países como Austria (Hotel Hilton, Haas Haus, Media-Tower, entre otros), Alemania (Embajada austríaca en Berlín, Museo de Arte Moderno de Fráncfort), España (Banco de Santander) o Francia (Museo Vulcania en Clermont-Ferrand).

Pero también construyó en Estados Unidos (Galería Richard Feigen de Nueva York), Irán (Museo de Cristal de Teherán), Taiwán (Sea Mio, Apartment-Towers) o las mencionadas torres en Perú.

Posee numerosos premios y recibió en 1983 el Gran Premio Estatal de Austria. En Francia recibió la orden nacional de la Legión de Honor.

Hollein está considerado como el arquitecto más relevante de Austria de la segunda mitad del siglo XX y del siglo XXI.

Estudió primero en la Academia de las Artes Plásticas de Viena y luego a partir de 1956 en Estados Unidos, donde se formó en el Instituto de Tecnología de Illinois (ITT) y en la prestigiosa Universidad de California, en Berkeley.

En 1964 inauguró su propio estudio de arquitectura en Viena, donde apenas un año más tarde ya ganó su primer premio internacional por el diseño de una pequeña “boutique” de velas.

En su Austria natal, donde nació en 1934, Hollein ha ocupado varios cargos de planificación urbanística, así como la presidencia del Senado por las Artes de Austria.

El hoy fallecido fue un visionario y teórico de la arquitectura que planteó en sus bocetos y instalaciones o esculturas cuestiones fundamentales sobre el espacio y la construcción.

Tras su muerte quedan pendientes varios proyectos, por ejemplo, en China, donde para 2016 se espera en la ciudad de Shenzhen la inauguración de la Torre SBF, de 200 metros de altura.

Hollein tiene dos hijos que han destacado en el arte y la arquitectura- su hijo Max es director de la Schirn Kunsthalle de Fránfort, mientras que su hija Lilla ocupa el cargo de directora de la Vienna Design Week.

El Museo de Arte Moderno de Viena (MAK) inaugurará el próximo 25 de junio una retrospectiva sobre el trabajo de Hollein, que tras su muerte servirá de homenaje póstumo.




Volver arriba