Ministra italiana aplaude la legalización de la mariguana en Uruguay

Por Mario Osorio Beristain

ROMA, Italia (Notimex).- La ministra italiana de Exteriores, Emma Bonino aplaudió la ley adoptada recientemente en Uruguay para regular la producción, distribución y venta de mariguana, pues consideró que la vía del prohibicionismo ha fracasado.

Miembro del Partido Radical, que desde hace años se bate por la legalización de la droga, Bonino declaró que el tema es ‘un tabú ideológico’ y ‘sustancialmente criminal’.

En una entrevista con varios medios latinoamericanos, entre ellos Notimex, al término de la VI Cumbre Italia-América Latina, Bonino opinó que a través de la legalización se puede debilitar el desmesurado poder de la criminalidad organizada.

‘El poder de corrupción de la criminalidad organizada es muy fuerte, tienen una capacidad de corrupción del Estado casi imbatible’, acotó.

Conocida por sus batallas civiles en varios frentes, Bonino fue arrestada en 1990 en Nueva York por denunciar una ley estadunidense que requería la prescripción médica para la venta de jeringas (usadas por tóxico-dependientes).

En 1998, cuando era comisaria europea de Derechos Humanos, se enfrentó al alto comisionado de Naciones Unidas para el control de las drogas y la prevención del crimen, Pino Arlacchi, quien apoyaba un plan de subsidios a los agricultores de Afganistán a cambio de la reconversión de sus plantaciones de opio.

Bonino acusó a Arlacchi de negociar con el régimen Talibán para comprometerlo a poner fin a los cultivos de la amapola en la zona meridional del país.

En la entrevista, la actual canciller italiana subrayó que incluso la Cruz Roja intentó, sin éxito, que fuera aprobado un proyecto para legalizar el opio en Afganistán y obtener a menor precio su derivado, la morfina, usada en las terapias antidolor.

‘No hubo manera y paradójicamente en muchos hospitales afganos se opera sin anestesia. Actualmente uno de los verdaderos problemas de Afganistán no es sólo que produce opio, sino que lo transforma en heroína, que se ha vuelto una plaga en la región’, acotó.

En su opinión, el problema de los estupefacientes se debe gobernar con una legalización gradual y no con el prohibicionismo que, dijo, ha tenido como único resultado que la droga sea consumida libremente por doquier, pero ‘muy cara’.

Recordó que también una comisión de la ONU, integrada por personalidades como los ex presidentes Fernando Hnerique Cardoso de Brasil y Ernesto Zedillo de México; y los escritores Carlos Fuentes y Mario Vargas Llosa pidió la legalización de ciertas drogas.

‘El reporte de la ONU era muy razonable y prudente y buscaba impulsar hacia la gradual legalización y no hacia el prohibicionismo, pero ni siquiera ellos han logrado abrir un debate amplio’, anotó.

Bonino aclaró que su posición al respecto es de carácter estrictamente personal. ‘Supongo que mi gobierno no la comparte’, anotó.

Por otra parte, la canciller italiana se dijo muy satisfecha de los resultados de la VI Cumbre Italia-América Latina, celebrada entre el jueves y viernes en Roma y que, en su opinión, dio un salto de calidad en la relación de su país con la región.

Confirmó que el actual gobierno italiano da prioridad a sus relaciones con las naciones latinoamericanas y que, en particular, hay interés en incrementar los vínculos con México, país que el primer ministro Enrico Letta visitará en enero próximo.

‘Al primer ministro, Enrico Letta sugerimos una atención hacia América Latina y en especial hacia México. Más allá de las distancias geográficas, creo que con México hay una proximidad de idiomas y para una mediana empresa italiana una facilidad de conexión linguística es muy importante’, dijo.

Precisó que, en cambio, con Venezuela hay algunos problemas derivados del hecho de que la administración pública de ese país tiene deudas millonarias con compañías italianas.

Resaltó que en general la atención de las delegaciones latinoamericanas participantes en la conferencia se dio hacia el sistema productivo italiano de pequeñas y medianas empresas




Volver arriba