Miles de hogares sin luz en Inglaterra y Gales por las lluvias

Grandes olas rompen en la costa de Porthcawl al sur de Gales en Reino Unido. Miles de hogares en el suroeste de Inglaterra y en Gales están sin electricidad por las fuertes lluvias que afectan a estas zonas del Reino Unido.- (EFE)

LONDRES (EFE).- Miles de hogares en el suroeste de Inglaterra y en Gales están hoy sin electricidad por las fuertes lluvias que afectan a esa zona del Reino Unido y han causado también inundaciones, informaron las autoridades locales.

Según la empresa Western Power Distribution, unos 44,000 clientes se han visto afectados por la caída del suministro eléctrico, tras las intensas lluvias de las últimas horas, que se suman al mal tiempo que afecta a esta región desde hace más de un mes.

La Agencia de Medio Ambiente informó hoy de que hay seis alertas de inundaciones en Cornualles y Dorset, en el suroeste de Inglaterra, lo que ha afectado a los servicios ferroviarios, muchos de los cuales han tenido que ser cancelados.

El Servicio Meteorológico informó hoy de que se esperan más lluvias y fuertes vientos en el suroeste de Inglaterra y ha advertido de que la tormenta llegará también a Londres.

Las fuerzas del orden en Devon y Cornualles informaron hoy de que la pasada noche recibieron unas 300 llamadas de emergencia de la población por la caída de árboles a raíz de los fuertes vientos que azotan estas zonas.

Todas las líneas ferroviarias entre Exeter y Penzance, en el suroeste de Inglaterra, han sido cerradas debido a las malas condiciones del tiempo y las autoridades locales han pedido a la población que evite salir hoy de casa.

El primer ministro, David Cameron, prometió hoy en el Parlamento destinar 75 millones de libras (90 millones de euros) para realizar reparaciones en las zonas castigadas por el temporal.

“El Gobierno ayudará a las familias afectadas”, insistió Cameron en la Cámara de los Comunes, antes de presidir hoy el llamado comité de emergencia Cobra del Gobierno, formado por los principales ministros para abordar las inundaciones en Inglaterra y Gales.

En Gales, numerosas carreteras han tenido que cerrarse al tráfico por la caída de árboles y por inundaciones.

El príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra, visitó ayer el pueblo de Muchleney, que permanece inaccesible desde hace un mes, y conversó con vecinos, agricultores y personal de los servicios de emergencia de la zona, donde miles de hectáreas de tierra permanecen todavía anegadas por el agua.




Volver arriba