Miles de funcionarios griegos se manifiestan por despidos que exige la troika

Miles de funcionarios griegos se manifiestan por despidos que exige la troika

 

ATENAS (EFE).- Miles de funcionarios se manifestaron hoy en Atenas en protesta por los despidos en el sector público, después de que ayer el Gobierno griego y la troika llegaran a un acuerdo sobre las nuevas medidas de ahorro.

Según un portavoz de la Policía de Atenas consultado por Efe, unas 3.000 personas de la confederación sindical que agrupa a los funcionarios de Grecia, ADEDY, recorrieron el centro de la capital.

Los asistentes a la manifestación, que se desarrolló sin incidentes, protestaron por el despido de más de 4.400 funcionarios -la mitad de ellos profesores de secundaria- que perderán su trabajo el 22 de marzo, tras ocho meses en la situación de reserva laboral.

Los trabajadores públicos mantienen una huelga de 48 horas hoy y mañana, que ayer estuvo precedida de una ocupación simbólica del Ayuntamiento de Atenas.

Guardas escolares, personal de limpieza de los ministerios y profesores, que se encuentran en el esquema de reserva laboral, irrumpieron por la mañana en el edificio, donde colgaron algunas pancartas y anunciaron que se quedarían hasta el final del paro convocado.

Sin embargo, horas después se retiraron del inmueble y la ocupación se saldó sin ninguna detención, afirmaron fuentes policiales a Efe.

También el personal sanitario de los hospitales públicos está en huelga en protesta por los planes del Gobierno de poner a miles de estos trabajadores públicos en el llamado esquema de movilidad laboral, donde pasan a cobrar el 75 % de su salario durante ocho meses y, a su término, son recolocados o despedidos definitivamente.

Durante estas dos jornadas de huelga, los hospitales están funcionando con servicios mínimos.

Para el 9 de abril, la confederación de sindicatos de trabajadores del sector privado GSEE, la mayor central obrera de Grecia, ha convocado una huelga general contra las nuevas medidas de ahorro pactadas con la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional).

El acuerdo alcanzado por Grecia con sus acreedores internacionales permitirá al Gobierno repartir 500 millones de euros entre el millón de ciudadanos más pobres, aunque a cambio se introducen algunos recortes salariales.

Además, a partir de octubre, se prevé que la troika aumente sus demandas de reformas laborales, como la liberalización del despido colectivo y la reducción de los derechos sindicales.




Volver arriba