Mijaíl Jodorkovski admite que pidió a Putin el indulto

Fotografía de archivo muestra al encarcelado fundador de la expropiada petrolera Yukos, Mijaíl Jodorkovski, durante un juicio celebrado en Moscú.- (EFE)

MOSCÚ (EFE).- El exmagnate petrolero ruso Mijaíl Jodorkovski, quien salió hoy en libertad tras más de diez años en la cárcel, admitió que pidió el indulto al presidente de Rusia, Vladímir Putin, para reunirse con su familia.

“El 12 de noviembre me dirigí al presidente de Rusia con una petición de indulto relacionada con circunstancias familiares y estoy contento con la positiva respuesta”, afirmó Jodorkovski en sus primeras declaraciones desde su liberación y que fueron colgadas en la cuenta de Facebook de su oficina de prensa.

Además, aseguró que nadie le exigió que admitiera su culpabilidad en relación con los diversos delitos económicos por los que fue condenado en 2005 y 2010 a 13 años y medio de prisión y que le costaron la expropiación de la petrolera Yukos.

“No se planteó la cuestión del reconocimiento de culpa. Tengo muchas ganas de que llegue el momento de abrazar a mis seres queridos y dar personalmente la mano a todos mis amigos y colegas”, subrayó.

A su vez, expresó su agradecimiento a los que siguieron durante estos últimos diez años el caso Yukos “por el apoyo que me dieron a mí, a mi familia y a todos aquellos que fueron condenados injustamente y aún están siendo perseguidos”.

Jodorkovski, quien confesó que piensa todo el tiempo “en aquellos que aún están en la cárcel”, quiso “agradecer en particular al señor Hans Dietrich Genscher (exministro de Exteriores alemán) por su papel personal en mi destino”.

El otrora hombre más rico de Rusia llegó hace un par de horas a Berlín a bordo de un avión privado gracias a la mediación de Genscher, quien le recibió en el aeropuerto de Shönefeld.

Poco antes, el Servicio Federal Penitenciario de Rusia había afirmado que, tras abandonar la prisión en la república de Karelia (noroeste), Jodorkovski partió en dirección a Alemania con intención de visitar a su madre, enferma de cáncer.

No obstante, la agencia oficial RIA-Nóvosti informó hoy de que, efectivamente, Marina Jodorkóvskaya está siendo tratada de cáncer en Berlín, pero en estos momentos se encuentra en su casa de la región de Moscú.

La liberación de Mijaíl “es una noticia tan agradable que se necesita tiempo para asimilarla. Supongo que no la he asimilado debidamente. No lo esperaba. Estoy en estado de shock”, aseguró la madre de Jodorkovski a un canal público ruso.

El empresario, considerado por defensores de los derechos humanos de todo el mundo como el preso político más importante de la Rusia de Putin, había pasado los últimos diez años en la cárcel tras ser condenado a casi catorce años por varios delitos económicos.

Putin, al que se enfrentó Jodorkovski al financiar a la oposición al Kremlin, anunció ayer la decisión de indultar al empresario, que debía abandonar la cárcel en octubre de 2014.

Hasta ahora, el que fuera el hombre más rico de Rusia, en prisión desde octubre de 2003, se había negado a solicitar el indulto por cuestión de principios al no reconocerse culpable de los delitos por los que fue condenado.

Poco después de que se anunciara el indulto, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró que, al pedir el perdón, el fundador de la petrolera Yukos ha admitido que es culpable de los cargos por los que fue sentenciado.




Volver arriba