Marroquí condenado por atentados de 11 M sale de la cárcel

El marroquí Rafá Zouhier saldrá de la cárcel este domingo, tras cumplir su condena de 10 años por los atentados del 11 de marzo

MADRID (EFE).- El marroquí Rafá Zouhier, condenado a 10 años de cárcel por suministrar los explosivos de los atentados perpetrados el 11 de marzo (11M) de 2004 en Madrid y que causaron 191 muertos, saldrá este domingo de la cárcel tras cumplir la sentencia de 10 años que le fue impuesta.

Zouhier, un exconfidente de la Guardia Civil española, podría ser expulsado a su país, extremo que no está confirmado debido a que recientemente ha contraído matrimonio con una española.

Cerca de 2.000 personas resultaron heridas en los atentados perpetrados en trenes de cercanías de Madrid.

El marroquí se encuentra en la prisión de Puerto de Santa María I, en la provincia de Cádiz (sur), y la Audiencia Nacional española acordó el 22 de enero su licenciamiento definitivo al quedar extinguida la condena que le fue impuesta en 2007 tras su detención el 19 de marzo de 2004.

En esa resolución, la Audiencia Nacional comunicó a la Brigada de Extranjería y Documentación de la Policía Nacional en Cádiz que en caso de considerarlo oportuno y procedente inicie los trámites pertinentes para su expulsión del territorio español.

Sin embargo, el haber contraído matrimonio recientemente en la cárcel con una mujer española podría dificultar la expulsión.

El 31 de octubre de 2007, la Audiencia Nacional condenó a Zouhier a 10 años de cárcel por un delito de colaboración con la célula islamista que perpetró los atentados del 11M, en una sentencia en la que resultaron condenados 21 de los 28 acusados, ya que siete fueron absueltos, entre ellos uno de los principales acusados, Rabei Osman El Sayed, “Mohamed El Egipcio”.

La sentencia dio por probado que Zouhier actuó como intermediario entre el ex minero español José Emilio Suárez Trashorras, que suministró los explosivos, y Jamal Ahmidan, líder de la célula que perpetró los atentados.

En el juicio Zouhier se declaró “superinocente” y fue expulsado en varias ocasiones del tribunal, una de ellas por darle un codazo a otro acusado sentado junto a él en el banquillo.

Con la excarcelación de Zouhier son ya siete los condenados por el 11M que han cumplido sus penas por su implicación en la masacre, aunque sólo cuatro se encuentran actualmente en libertad.

Se trata de Nasredine Bousbaa y Mahmoud Slimane -sentenciados a dos años de cárcel por falsificación de documentos-, así como Antonio Iván Reis y Sergio Álvarez, condenados a tres años por el tráfico de los explosivos empleados en los atentados.

El 8 de febrero pasado también quedó en libertad Mohamed Larbi Ben Sellam, aunque permanece en prisión pendiente de ser extraditado a Marruecos.

El cuñado de Suárez Trashorras, Antonio Toro, ha cumplido ya su condena a 4 años de cárcel por tráfico de explosivos, pero sigue en prisión para cumplir 18 años por condenas acumuladas




Volver arriba