Luchan dos por la presidencia

Un empresario y Yulia Tymoshenko empiezan campaña

Partidarios de Yulia Tymoshenko sostienen retratos de ella en un congreso del partido Batkivschyna, ayer

KIEV, Ucrania (AP y EFE) .- El ex campeón mundial de boxeo Vitali Klitschko no buscará ser candidato a la presidencia, como se esperaba, pero ofreció su respaldo al multimillonario empresario Petro Poroshenko.

Ayer, Klitschko dijo ante un congreso de su partido Alianza Democrática Ucraniana para la Reforma que planea ser candidato a la alcaldía de la capital, Kiev.

Su apoyo dará un valioso impulso a Poroshenko, quien jugó un papel determinante en los meses de protestas que derrocaron al presidente Viktor Yanukovych en febrero.

“La única forma de ganar es nominando a un solo candidato desde las filas democráticas’”, dijo Klitschko. “Este debe ser un candidato con el apoyo más grande de la gente”, agregó.Las elecciones del 25 de mayo se realizarán bajo el contexto de la reciente anexión de Crimea a Rusia, las malas condiciones económicas y el sonoro descontento en las provincias del este ucraniano, donde principalmente hay rusoparlantes.

El viernes, durante una llamada telefónica de una hora, el presidente estadounidense Barack Obama pidió a su homólogo ruso Vladimir Putin retirar sus tropas de la frontera con Ucrania. El líder ruso, quien telefoneó a Obama, dijo que el gobierno de Ucrania está permitiendo a extremistas intimidar a civiles con impunidad. Las declaraciones de Putin causaron preocupación en Kiev y Washington sobre una posible invasión rusa en el oriente ucraniano. Poroshenko, dueño de una importante empresa de golosinas y ex primer ministro, encabeza las encuestas a la elección y es visto como el potencial vencedor de la ex primera ministra Yulia Tymoshenko.

La ex primera ministra ucraniana rechazó ayer la propuesta de que la actual coalición gobernante en Ucrania presente una candidatura única de cara a las elecciones presidenciales.

La mujer, que salió en libertad el pasado 22 de febrero tras más de dos años y medio de cárcel, recibió el apoyo unánime a su candidatura durante el congreso federal de su partido, Batkivschina (Patria).

El empresario Petró Poroshenko había pedido poco antes a Yulia Timoshenko que le apoyara con vistas a las presidenciales.

Pocos esperaban que la carismática princesa de la Revolución Naranja de 2004 siguiera el consejo de renunciar a sus ambiciones personales a favor del candidato más popular, Poroschenko, según las encuestas.

Cuando asumió el cargo de primera ministra en 2005 se enfrentó abiertamente a Poroshenko, al que acusó de corrupción, lo que la enemistó con el entonces presidente, Víctor Yúschenko, quien la acabó destituyendo.

De acuerdo con los expertos, las luchas intestinas entre ambos fueron el detonante de la ruptura de la coalición naranja y del posterior retorno al poder del defenestrado Víktor Yanukóvich, ahora exiliado en Rusia.




Volver arriba