Los padres de Madeleine McCann aún confían en hallarla viva

 

LONDRES (EFE).- Los padres de Madeleine McCann expresaron hoy su satisfacción por la actividad policial en Portugal para buscar a su hija, desaparecida en ese país en 2007, y admitieron que aún tienen esperanzas de encontrarla viva.

Kate y Gerry McCann dieron a conocer hoy un comunicado en el que se muestran aliviados por las pesquisas que ha realizado la policía en unos terrenos en Praia da Luz, localidad del Algarve luso donde desapareció la pequeña en mayo de 2007.

“Estamos muy satisfechos por la importante actividad en Praia da Luz en los últimos diez días con policías y equipos de apoyo del Reino Unido”, señala la nota divulgada hoy.

“Estamos aún más animados porque, a pesar de la intensa búsqueda, no hay rastros de Madeleine y esto refuerza nuestra creencia de que aún pueda estar con vida”, añade.

Al mismo tiempo, los padres expresaron su satisfacción pues habrá más labores de investigación en las próximas semanas.

“Queremos agradecer el esfuerzo de todos los que han trabajado y a la población que ha aportado información”, añadió.

En los últimos días, las labores de los policías portugueses y británicos se centraron en las inmediaciones del complejo vacacional donde se alojaba la menor con sus padres, y excavaron en una zona cercana al mar, alejada de la carretera.

Agentes de la Policía Judicial (PJ) y de la Guardia Nacional Republicana forman parte de este dispositivo, que incluye también a miembros de Scotland Yard para continuar en Portugal sus averiguaciones sobre el caso de Madeleine McCann.

La cooperación entre las autoridades de ambos países se produce después de que el Reino Unido solicitara hace meses a la Fiscalía lusa “asistencia judicial” para poder avanzar con sus investigaciones en Portugal.

Las excavaciones se producen a petición de Scotland Yard, que en 2011 relanzó una investigación que nunca llegó a ser cerrada oficialmente.

La desaparición de Madeleine McCann se produjo en mayo de 2007, cuando tenía apenas tres años y se encontraba de vacaciones con sus padres en un apartamento de Praia da Luz.




Volver arriba