Los McCann participan en juicio contra el inspector del caso de Madeleine

LISBOA (EFE).- Los padres de Madeleine, Gerry y Kate McCann, participan hoy en Lisboa en el juicio contra el inspector portugués Gonçalo Amaral, quien lideró la investigación y publicó un libro sobre el caso crítico con el matrimonio británico.

Los progenitores de la menor desaparecida en mayo de 2007 cuando pasaban sus vacaciones en la región lusa del Algarve (al sur del país) reclaman una indemnización de 1.2 millones de euros a Amaral por difamación.

Gerry y Kate McCann entraron a primera hora de la mañana juntos en el Tribunal Civil de Lisboa para asistir a esta nueva sesión del proceso, que fue suspendido el pasado mes de septiembre a la espera de que las dos partes alcanzasen un acuerdo amistoso.

Sin embargo, la falta de consenso llevó al juez a retomar el juicio nuevamente hoy.

En su libro “Maddy, La verdad de la mentira”, que vio la luz tras el cierre del caso en 2008, Amaral defiende la tesis de que los padres de la menor están implicados en su desaparición.

El policía británico, que se jubiló anticipadamente, no logró reunir pruebas sobre la supuesta participación del matrimonio McCann.

Los padres de Madeleine aseguran que dejaron a su hija durmiendo junto a sus dos hermanos mientras cenaban con unos amigos en el mismo complejo turístico y que, a su regreso, la menor ya no se encontraba en la habitación.

La venta de la obra fue incluso suspendida de forma cautelar en 2009 por la denuncia de los progenitores de Madeleine, aunque el Tribunal de Apelación consideró los argumentos del recurso presentado por Amaral y levantó la prohibición un año después.

Los padres de Madeleine fueron oficialmente considerados sospechosos por los agentes lusos debido al hallazgo de rastros biológicos de la pequeña en sus efectos personales y en un automóvil alquilado tras la desaparición.

Sin embargo, la Justicia lusa acabó por exculpar al matrimonio, después de que los análisis de las muestras que les incriminaban, realizados en el Reino Unido no se consideraran concluyentes.

Gerry y Kate McCann han defendido durante estos años que Madeleine sigue viva y fue víctima de un secuestro.

La reanudación del juicio se produce apenas cuatro días después de que agentes de Scotland Yard y de la policía portuguesa cerraran sin éxito una operación de búsqueda del cuerpo de la menor en las inmediaciones de la zona donde desapareció Madeleine McCann, en el Algarve.

Fuentes cercanas a la investigación revelaron que las diligencias continuarán y que las autoridades británicas tienen previsto solicitar que sean interrogadas varias personas relacionadas con el caso.

Cerca de medio centenar de agentes participaron en este operativo, que incluyó excavaciones y un análisis exhaustivo del alcantarillado, los conductos de gas y de electricidad.




Volver arriba