Líderes musulmanes británicos alertan contra más legislación antiterrorista

Líderes musulmanes británicos alertan contra más legislación antiterrorista

 

LONDRES (EFE).- El Consejo Musulmán Británico, la mayor asociación islámica en el Reino Unido, advirtió hoy que promover nuevas leyes contra los musulmanes que van a combatir al extranjero contribuirá a una mayor radicalización de jóvenes marginados.

En unas declaraciones a la web de “The Guardian”, el subdirector del Consejo -que representa a más de 500 mezquitas y grupos musulmanes-, Harun Khan, señaló que el Gobierno debería dialogar con agrupaciones como la que representa para atajar la lacra del extremismo.

“Deben hablar con nosotros y otros grupos para entender que es lo que está llevando a estos chicos por este camino”, dijo Khan.

“Parte del problema es esta constante mención de nueva legislación, más acoso y vigilancia, eso de quitarle a la gente su pasaporte. Esto es lo que lleva a los jóvenes a la radicalización”, manifestó este portavoz.

Ghaffar Hussain, de la Fundación Quillam contra el extremismo, coincidió en que el Gobierno tiene una estrategia contra el terrorismo pero no contra el extremismo.

“El problema es que la política del Gobierno parecer ser que una vez que la gente se ha radicalizado intentamos detenerles, pero entonces es ya demasiado tarde, los has perdido. La clave es pararles antes de que se radicalicen”, declaró.

Khan lamentó además que, a diferencia del anterior Ejecutivo laborista, el Gobierno actual, formado por conservadores y liberaldemócratas, ha roto el diálogo con el Consejo.

El primer ministro británico, David Cameron, tiene previsto anunciar hoy en el Parlamento nuevas medidas para combatir el auge del yihadismo, tras elevarse a grave el nivel de alerta terrorista en el Reino unido.

Cameron propondrá cambios en la legislación a fin de penalizar a los británicos que viajen a países como Irak o Siria para combatir junto a islamistas.

Previamente, la pasada semana el Gobierno elevó a “grave” -cuarto grado de una escala de cinco- su nivel de alerta por terrorismo ante la evolución de esos conflictos.

Entre otras medidas, Londres se plantea imponer una prohibición temporal de regreso al país a esos yihadistas (combatientes en la guerra santa del islam) o retirarles el pasaporte antes de que embarquen en vuelos hacia Oriente Medio.

En negociaciones de última hora dentro de la coalición gubernamental, se estudia también obligar a las aerolíneas a ofrecer información sobre sus pasajeros con más antelación que la media hora actual.

El ministro de Defensa, el conservador Michael Fallon, subrayó que el Reino Unido afronta “amenazas muy reales” de terrorismo y negó que la reacción esté siendo exagerada, si bien hay desacuerdo con los liberales sobre el alcance de las medidas.

Los servicios secretos calculan que unos 500 musulmanes británicos han viajado a Siria e Irak para combatir junto a los extremistas del Estado Islámico (EI), de los cuales unos 250 podrían haber regresado al Reino Unido, lo que plantearía un riesgo de terrorismo dentro de este país.




Volver arriba