Ladrón comparte selfie con amigos de su víctima

Ashley Keast

Ashley Keast

Las selfies han dado pie a muchos temas de conversación el los últimos días. Va desde la nueva tendencia de las sex selfies (fotos tomadas durante el acto sexual), selfie de los Premios Oscar, hasta la selfie de Adrián Uribe.

Los ladrones también son víctimas de las selfies y en especial el caso del británico Ashley Keast, un joven de 25 años que ya duerme en la cárcel gracias a una autofoto.

Keast entró a robar a una casa de Rotherhan y se hizo con un botín de 27,000 dólares más un teléfono celular, el cual sería su llave a una celda.

Posterior al hurto el joven se le ocurrió hacer una selfie con el equipo robado, pero sin darse cuenta compartió dicha imagen con todos los contactos del celular.

Pocos minutos después, los contactos se pusieron en contacto con la víctima del robo y ésta levantó una denuncia con las autoridades. Un día después Keastya estaba identificado y se le capturó a en su casa.

La policía le dictó una sentencia de dos años y ocho meses por robo, sin embargo, la pena se redujo ya que no le quedó otra que admitir el robo.— Redacción electrónica. Con información de Que.es




Volver arriba