La última misión de la troika se centra en aplicación de reformas y en bancos

 

BRUSELAS (EFE).- La última misión de la troika en España que comienza hoy se centrará en analizar la aplicación de las reformas estructurales y en el estado de los bancos que recibieron la ayuda financiera concedida al país por sus socios comunitarios, en línea con las anteriores evaluaciones.

Los expertos de la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE), acompañados de los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) revisarán una vez más la marcha del programa español, quince días después de que el Eurogrupo respaldara el fin del rescate a la banca española en enero con una salida “limpia” sin medidas de acompañamiento.

Preguntado por las tareas de la misión de control una vez que ya se ha acordado la conclusión del rescate español, el portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O’Connor, aseguró que ésta se mantendrá en línea con las visitas precedentes y se dedicará a verificar que las reformas de supervisión y regulación bancaria son efectivamente aplicadas y puestas en marcha en España.

“Vamos a hacer lo que hacemos habitualmente en cada visita a Madrid, vamos a hacer una evaluación del estado de la aplicación de las reformas de la supervisión bancaria y de las reformas de la regulación bancaria, y contactaremos a los bancos y las autoridades españolas”, así como al Banco de España, dijo O’Connor.

El portavoz explicó en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea que, tras la conclusión de la misión, el Ejecutivo comunitario publicará su último “informe detallado” sobre el estado del programa español, cuya buena marcha ha sido constatada en varias ocasiones por Bruselas y los socios europeos.

Pese al consenso en torno al cierre del programa español, el Eurogrupo instó al Gobierno español a mantener el impulso reformista con una “segunda ronda” de reforma del mercado laboral y la concreción de las reformas pendientes, y la Comisión Europea pidió al país que asegure el cumplimiento del objetivo de reducción del déficit por debajo del 6,5 % este año y el 5,8 % en 2014.

Los socios del euro también advirtieron al país de que la situación de su sector financiero es aún frágil.

El vicepresidente de la CE Olli “Rehn ha confirmado en los últimos días que el programa ha sido un éxito, hay varios elementos de la supervisión bancaria que han sido reforzados, pero deben ser aún terminados en su aplicación, vamos a ver eso”, explicó O’Connor.

“También vamos a poner al día nuestro análisis y nuestra evaluación del estado preciso de los bancos que han recibido dinero público en el contexto del programa, pero nada en particular mas allá de esto”, añadió el portavoz.

Preguntado por si esta evaluación podría dar lugar a recomendaciones que el país siga tras el fin del programa, O’Connor recordó que los últimos informes sobre el mismo “ven en detalle todo lo que se ha hecho, los desafíos a los que las autoridades españolas aún tienen que hacer frente, todas las reformas cuya aplicación puede que tenga que completarse y continuar”.

España ha utilizado finalmente 41.300 millones de euros para recapitalizar y reestructurar su sector bancario, de los 100.000 millones que tenía a su disposición en la línea de crédito concedida por sus socios de la eurozona en julio de 2012.




Volver arriba