La UE prepara sanciones a Ucrania ante el empeoramiento de la situación

BRUSELAS (EFE).— La Unión Europea (UE) debatió hoy la posibilidad de aplicar sanciones económicas y diplomáticas a Ucrania ante el recrudecimiento de los enfrentamientos entre las autoridades y los manifestantes y opositores, que en las últimas horas han causado al menos 26 muertos.

Los embajadores de los Veintiocho, reunidos en el Comité Político y de Seguridad de la Unión (COPS), prepararon hoy la respuesta que mañana deberá aprobar oficialmente el Consejo de Ministros de Exteriores de la UE, convocado de urgencia por la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

Francia, Alemania y Polonia anunciaron hoy que enviarán a Kiev mañana a sus ministros de Exteriores para conocer de primera mano la situación que vive el país, de manera que después puedan informar a sus homólogos europeos en el Consejo, que comenzará a las 14.00 horas GMT, una hora más tarde de lo previsto inicialmente.

El jefe del grupo liberal en el Parlamento Europeo (PE), Guy Verhofstadt, también anunció que viajará el jueves a Kiev a la cabeza de una delegación de eurodiputados para apoyar a los manifestantes.

A lo largo del día se sucedieron reacciones de la cúpula comunitaria para condenar el uso de la violencia como manera para resolver una crisis política e institucional.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se declaró “sorprendido” y “consternado” por la evolución de la crisis en las últimas horas y dejó claro que “el liderazgo político de un país tiene la responsabilidad” de garantizar la protección necesaria de los derechos y libertades fundamentales.

Barroso también conversó por teléfono con el presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, a quien confirmó la disposición de la UE a ayudar al país, pero le avisó de que actuará con firmeza ante el deterioro de la situación.

Precisó asimismo que la UE “sigue dispuesta a asistir y facilitar” el proceso político en la ex república soviética, pero que también “actuará con firmeza ante el deterioro de la situación”.

Además, dejó claro que los ministros europeos de Exteriores discutirán en su reunión de mañana “medidas específicas contra los responsables de la violencia” vivida en las calles de Kiev y otras ciudades ucranianas en las últimas horas.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, indicó que la UE “responderá al deterioro de la situación en Ucrania con medidas concretas”, y especificó que se examinarán “medidas como las sanciones financieras y las restricciones de visados a los responsables del excesivo uso de la fuerza”.

Para el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, Yanukóvich “ha perdido toda legitimidad”, y urgió a los Estados miembros a “amenazar con sanciones creíbles y concretas a los que han perpetrado las violaciones de derechos humanos” en Ucrania.

Las sanciones que podría acordar la UE, que en todo caso tendrían que aprobarse por unanimidad, van desde la congelación de bienes y la prohibición de visado para viajar a territorio de la Unión a personalidades del Gobierno de Yanukóvich o responsables de actos de violencia, hasta un embargo de armas y de material que pudiera utilizarse en la represión, indicaron fuentes comunitarias.

“Se explorarán todas las posibilidades en el Consejo”, dijo en una rueda de prensa la portavoz de Ashton, Maja Kocijancic.

También señaló que las medidas restrictivas pueden acordarse “en un tiempo relativamente corto” y entrar en vigor después de ser publicadas en el Diario Oficial de la UE.

Los embajadores europeos iniciaron hoy la discusión sobre las medidas restrictivas, pero fuentes comunitarias indicaron a Efe que convinieron en dejar la decisión sobre las mismas en manos de los ministros mañana.

Entre los países que más se han pronunciado a favor de aplicar sanciones a Ucrania destacan Francia, Alemania, Polonia, Austria, Bélgica o Suecia, mientras que hay otras delegaciones que han mostrado una reacción más tibia e insisten en mantener abierto el canal del diálogo con las autoridades ucranianas.

La violencia en Kiev, donde ha habido al menos 26 muertos y decenas de heridos de bala en ambos bandos, comenzó el martes durante la marcha de miles de manifestantes hacia la Rada Suprema (Parlamento ucraniano), después de que entrara en vigor la amnistía a todos los detenidos en las protestas de los últimos tres meses.



Volver arriba