La UE amplía sanciones y destaca ilegalidad de consultas en este de Ucrania

 

BRUSELAS (EFE).- Los titulares de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) aprobaron hoy ampliar en trece personas y dos empresas rusas y ucranianas los sancionados por amenazar la soberanía de Ucrania, a la vez que subrayaron la ilegalidad de las consultas separatistas celebradas en el este del país.

Los ministros europeos refrendaron así una decisión ya tomada a nivel de embajadores y ampliaron la lista de rusos y ucranianos a los que han congelado sus bienes y prohibido la entrada a territorio comunitario, que ya incluía a 48 personas, por poner en peligro la independencia de Ucrania u obstaculizar el trabajo de organizaciones internacionales en el país.

La novedad es que los responsables de Exteriores han acordado cambiar la base jurídica de las sanciones para poder incluir directamente a compañías, pues hasta ahora sólo podían verse afectadas las que tuvieran relación con personas previamente en la lista negra.

Según fuentes comunitarias, los nombres de los nuevos sancionados y las dos empresas afectadas -expropiadas en la península ucraniana de Crimea tras su anexión por Rusia- serán publicados hoy por el Diario Oficial de la UE.

La Unión Europea amplió así el tipo de medidas restrictivas ya impuestas, pero siguió sin abordar la posibilidad de pasar a sanciones económicas.

El titular británico de Exteriores, William Hague, aseguró que la UE debe “seguir e intensificar la preparación de una tercera ronda de sanciones, determinada en particular por la actitud de Rusia frente a las elecciones” presidenciales ucranianas del 25 de mayo.

Respecto a las consultas separatistas celebradas el domingo pasado en las regiones de Donetsk y Lugansk, en las que la mayoría de la población apoyó la independencia de Ucrania, los ministros afirmaron que “no las reconocerán” por ser “ilegítimas e ilegales”.

Según Hague, “este intento de referendo tiene cero credibilidad y, a ojos del mundo, es ilegal y no ha cumplido ni un solo estándar de objetividad, transparencia o justicia”.

“Son ilegales y nulos de pleno derecho”, indicó sobre los referendos el ministro español de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo.

El secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, Harlem Desir, dijo que la UE va a actuar en tres frentes- la celebración de unas elecciones “en buenas condiciones para que los ucranianos decidan libremente su destino”, el “diálogo entre ucranianos” para abordar la reforma constitucional y la “firmeza” ante “la violencia o los referendos ilegales”.

Este Consejo es el primero que tiene lugar desde que la semana pasada el mandatario ruso, Vladímir Putin, cambió de postura frente a la crisis ucraniana, al señalar que aceptaba una celebración de elecciones presidenciales que hasta entonces rechazaba, que retiraría las tropas concentradas en la frontera y que pedía posponer las citadas consultas separatistas.

“El Consejo toma nota de las recientes declaraciones” de Putin, señalaron los ministros en sus conclusiones.

En ellas anunciaron la preparación de una posible misión civil en el marco de la Política de Defensa y Seguridad Común que pudiera ayudar en la reforma de la seguridad de Ucrania.

En paralelo, los ministros fueron informados por el presidente de turno de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y jefe de la diplomacia suiza, Didier Burkhalter, de la hoja de ruta del organismo para intentar que las partes enfrentadas se sienten a negociar.

Burkhalter coincidió con la UE en que los referendos celebrados son “ilegales” y valoró la actitud de Rusia en cuanto a que “respeta”, pero “no reconoce” sus resultados.

“Hemos visto en Moscú que hay apertura para el diálogo”, declaró ante la prensa y añadió- “A corto plazo, significa que Rusia quiere claramente tener una señal de inclusividad, que tengamos en cuenta que hay gente que piensa de otra manera en el este de Ucrania y que tienen que tener una voz en el diálogo nacional”.

Además de pedir el fin de la violencia, el desarme y unas elecciones presidenciales “justas y libres” el próximo día 25, la OSCE insta a poner en marcha un “amplio diálogo nacional” que implique a “todas las regiones de Ucrania y grupos políticos”, a través de mesas redondas.

El jefe de la diplomacia alemana, Frank-Walter Steinmeier, aseguró al término del Consejo que está previsto que ese diálogo empiece el miércoles y tenga lugar no solamente en Kiev, sino también en el este del país.

Los ministros “tomaron nota” de la hoja de ruta presentada y apoyaron “completamente” los esfuerzos de la OSCE para rebajar la tensión en Ucrania, así como el desarrollo del diálogo entre ucranianos.




Volver arriba