La policía británica pide ayuda a Portugal en el caso Madeleine

La policía británica pide ayuda a Portugal en el caso Madeleine

 

LONDRES (EFE).- La policía británica ha solicitado la ayuda de las autoridades portuguesas en la investigación de la desaparición en 2007 de la niña inglesa Madeleine McCann, informó hoy la Fiscalía británica (CPS).

Según el diario “Daily Mirror”, Scotland Yard ha pedido a las autoridades lusas su colaboración con vistas a detener a tres ladrones que supuestamente operaron en el complejo vacacional portugués donde veraneaban los McCann cuando desapareció su hija.

La niña Madeleine McCann desapareció a los tres años de edad mientras dormía de la habitación que compartía con sus hermanos pequeños en un hotel de la localidad Praia Da Luz, en el Algarve portugués, cuando sus padres cenaban con amigos en un restaurante cercano, y el caso jamás se ha resuelto.

Un portavoz de los padres de “Maddie”, Gerry y Kate McCann, dijo al periódico “The Daily Mirror” que los agentes británicos están “preparados” parar efectuar detenciones e interrogatorios en Portugal con relación a la desaparición de la pequeña.

Ese tabloide indicó que los agentes se estaban preparando para volar anoche al Algarve a fin de hablar con tres individuos considerados “sospechosos clave” y que llevaron a cabo robos en el complejo vacacional luso donde veraneaban los padres de “Maddie”, que desapareció el 3 de mayo de 2007.

La Policía Metropolitana de Londres abrió su propia investigación sobre el caso en julio de 2013 y el pasado octubre salieron a la luz nuevos detalles de la desaparición de la niña en el programa de investigación de la cadena pública de televisión BBC “Crimewatch”.

Entonces, más de mil personas se pusieron en contacto con la Policía para aportar información sobre el caso.

El portavoz de los McCann señaló al diario que “la carta es un avance significativo” y que “es necesario que la policía británica solicite a las autoridades portuguesas que le permita operar en su territorio”.

Ese representante de la familia McCann indicó que los padres de la niña no querían reavivar sus esperanzas pero apuntó “se dan cuenta de que puede tratarse de una pista significativa”.




Volver arriba