La población de la UE creció en 1.7 millones de personas el año pasado

La población de la UE creció en 1.7 millones de personas el año pasado

BRUSELAS (EFE).- En enero de este año la población de la UE era de 507,4 millones de habitantes, 1,7 millones más que un año antes, cuando la cifra era de 505,7 millones, informó hoy la oficina comunitaria de estadísticas, Eurostat.

Durante este año, la población tuvo un crecimiento natural -diferencia entre nacimientos y fallecimientos- de 80.000 personas.

Frente a esta tendencia al alza, España perdió más de 200.000 habitantes entre el 1 de enero de 2013 y el 1 de enero de 2014, de modo que su población pasó de 46,7 personas a 46,5.

La Unión Europea registró durante ese año un saldo migratorio positivo de 700.000 personas.

La diferencia entre la población de un año y otro que resta -920.000 personas- se debe a “ajustes estadísticos”, según Eurostat, como a los cambios surgidos de la comparación entre los censos y los padrones, que fueron especialmente notables en Italia.

La tendencia a largo plazo muestra que la población de los países de la Unión Europea ha aumentado en alrededor de 100 millones de personas desde 1960, de 407 a 507 millones.

Durante 2013, el número de fallecimientos en la UE se situó en 5 millones.

España es el quinto país con una menor tasa de mortalidad (8,3 por cada mil habitantes), solo por detrás de Chipre (6), Irlanda (6,5), Luxemburgo (7) y Malta (7,6).

Por el contrario, Bulgaria (14,4 por cada mil personas), Letonia (14,3) y Lituania (14) son los países que presentaron la tasa de mortalidad más alta.

El número de nacimientos en la UE ascendió durante 2013 a 5,1 millones, es decir, una media de 10 por cada 1000 habitantes.

España se situó por debajo de la media comunitaria, con 9,1 nacimientos, mientras que Irlanda (15), Francia (12,3) y Reino Unido (12,2) se situaron a la cabeza.

Estos tres países se encuentran también entre los que han tenido un crecimiento de población mayor, frente a Bulgaria, Letonia, Lituania, Hungría, Rumanía y Alemania dónde el crecimiento ha sido negativo.

En cuanto a la tasa de neta migración, que refleja la diferencia entre los habitantes de terceros estados que se asientan en un territorio y aquellos que lo abandonan, España es uno de los países en los que más ha bajado, con un retroceso de 5,5 por cada mil habitantes.

También registraron descensos notables Chipre (13,9), Letonia (7,1), Lituania (5,7), Irlanda (5,6) y Grecia (4,7) uno de los países en los más ha bajado.

En el extremo contrario se encuentran Luxemburgo (19), Malta (7,6), Suecia (6,8) y Austria (6,5), con las tasas netas de migración más elevadas.

En general, durante 2013 la población ha crecido en quince Estados miembros y ha bajado en trece.




Volver arriba