La OTAN denuncia las nuevas esferas de influencia que impone Rusia

 

PRAGA (EFE).- El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, acusó hoy en Bratislava a Rusia de no haber dado un sólo paso para aplicar los acuerdos de Ginebra para solucionar la crisis de Ucrania, lo que esconde un objetivo claro- establecer una “nueva esfera de influencia”.

“El objetivo está claro y es establecer una nueva esfera de influencia, desafiando el derecho internacional y acuerdos fundamentales que Rusia misma ha firmado”, señaló Rasmussen en su discurso ante la conferencia anual de seguridad “Globsec”, una de las principales citas de expertos en esa materia en Europa que se celebra hoy en la capital eslovaca.

Asistieron a la reunión, por primera vez, los cuatro primeros ministros del llamado Grupo Visegrado, integrado por Polonia, República Checa, Hungría y Eslovaquia.

Rasmussen aseveró que lo visto ahora en Ucrania “es una clara violación de los fundamentos de la seguridad europea, y un intento peligroso de volver el reloj al pasado, de dibujar nuevas líneas divisorias y de nuevo escribir el libro de reglas”.

Por ello, hizo una llamada a ser consecuentes con los acuerdos de seguridad continental, consensuados por la UE hace un decenio y contenidos en el Capítulo de Seguridad y Defensa Europea.

Para Rasmussen, Rusia ha utilizado el lenguaje de los valores y las reglas internacionales para “subvertirlos” y añadió que la prensa estatal rusa está generando “narraciones deshonestas para manipular la opinión pública”.

También aseguró que “la OTAN es capaz y está deseosa de hacer cualquier cosa que sea necesaria y el tiempo que sea necesario”, si bien no precisó si se trataría de una presencia permanente de efectivos en los países fronterizos con Ucrania.

Por otro lado, el jefe de la OTAN aprovechó para pedir una aumento significativo de los gastos de defensa de los aliados.

“El gasto militar de Rusia ha crecido más de un 10 % en términos reales cada año en este último lustro y, por contraste, varios aliados europeos de la OTAN han recortado su gasto de defensa en más de 25 % en el mismo periodo, y algunos incluso más de un 40 %”, recordó Rasmussen.

“Los cortes han sido particularmente marcados en Europa Central y del Este, y esto es insostenible. Ha llegado el momento de parar los cortes”, concluyó el responsable máximo de la OTAN.




Volver arriba