La OTAN avisa de que si Rusia avanza más en Ucrania sería “error histórico”

 

BRUSELAS (EFE).- El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, advirtió hoy a Rusia de que, si realiza un nuevo avance militar en territorio Ucraniano, estaría cometiendo un “error histórico” que acarrearía consecuencias de “amplio alcance” y más “aislamiento internacional” para Moscú.

“Si Rusia interviniera más lejos en Ucrania, no dudaría en llamarlo un error histórico”, enfatizó Rasmussen en una conferencia de prensa al término de la reunión de ministros de Exteriores de dos días celebrada en Bruselas.

En su opinión, tal situación “llevaría a más aislamiento internacional de Rusia” y “tendría consecuencias de amplio alcance para las relaciones entre Rusia y el mundo occidental”.

Además, consideró que se trataría de “un error de cálculo con enormes implicaciones estratégicas”.

Rasmussen recordó que la OTAN ha constatado una “acumulación masiva militar” rusa en la frontera con Ucrania, y que “no hemos visto signos de una reducción significativa” de tropas.

A pesar del anuncio de Moscú de que había retirado un batallón, fuentes de la OTAN señalaron el martes que el repliegue de mil hombres es “insignificante” en comparación con los alrededor de 40.000 que permanecen en la frontera.

El político danés también subrayó que estas fuerzas militares rusas mantienen un nivel de disposición “muy alto”, lo cual es un asunto de “grave preocupación”.

Rasmussen subrayó que los aliados “no estamos discutiendo opciones militares” y que “creemos que el camino adecuado adelante es encontrar una solución política y diplomática”.

Volvió a urgir a Rusia a “retirar sus tropas, hacer honor a sus compromisos internacionales y a entablar un diálogo constructivo directamente con el Gobierno ucraniano”.

“Espero que (los rusos) hayan escuchado el mensaje, porque si quieren encontrar de manera sincera una solución política, creo que el primer paso debería ser rebajar la situación militar y replegar las tropas”, comentó.

Sobre la situación política ucraniana, Rasmussen indicó que “no han recibido ninguna reacción directa de Rusia” pero que son conscientes de las declaraciones públicas hechas por Moscú que indican “la presión rusa sobre Ucrania para que modifique su Constitución”, lo que consideró que debe tratarse de manera interna en Ucrania “sin interferencias internas”.

También afirmó que interpreta de algunas declaraciones públicas de las autoridades rusas que Moscú quiere “restablecer una esfera de influencia rusa que cubra el antiguo espacio soviético”.

“Creo que se trata de eso, de intentar intimidar a Ucrania y de tener un importante impacto” en la política de ese país.

Etiquetas: