La ONU denuncia que han sido ahorcadas 176 personas en Irán

GINEBRA (EFE).- Tres relatores especiales de Naciones Unidas denunciaron hoy el “alarmante” incremento de las ejecuciones en Irán, donde se han producido 176 ahorcamientos en lo que va de año, e instaron al Gobierno a que declare una moratoria de la pena de muerte.

“El Gobierno iraní sigue ejecutando individuos a un ritmo sorprendente, a pesar de las serias dudas sobre si los juicios han sido justos”, declaró, citado en un comunicado, el relator especial sobre ejecuciones extrajudiciales, arbitrarias o sumarias, Christof Heyns.

El texto indica que sólo en lo que llevamos de año, 176 personas han sido ahorcadas “en lo que parece un incremento incesante desde el verano de 2013″.

Los relatores recuerdan que la mayoría de las sentencias de muerte fueron dictadas en casos relacionados con las drogas, “en violación de lo que la ley internacional establece, que limita la aplicación de la pena de muerte a ‘los crímenes más serios’”.

El texto cita específicamente el caso de una chica de 15 años, Farzaneh Moradi, obligada a casarse y ahorcada el pasado 4 de marzo tras ser acusada de la muerte de su marido.

Los relatores explican que la chica confesó al inicio del proceso, pero luego se retractó, y a pesar de ello su caso no fue revisado.

“Este es de nuevo un caso muy alarmante que demuestra la necesidad de una moratoria inmediata de la pena capital en Irán”, señaló el relator especial sobre la situación de los derechos humanos en Irán, Ahmed Shaheed.

“Moradi era una víctima antes de ser ahorcada. Fue una menor forzada a casarse, que no pudo escapar a su matrimonio a causa de normas culturales y barreras legales al divorcio en Irán”, dijo la relatora especial sobre la violencia contra las mujeres, Rashida Manjoo.

“La crueldad de esta ejecución, a la luz de una aparente confesión forzada es particularmente profunda e injusta”, aseveró a su vez el relator sobre tortura y otros tratos degradantes, Juan Méndez.

Los relatores, una vez más, urgieron al gobierno de Irán a declarar una moratoria en la aplicación de la pena de muerte, y lamentaron los comentarios realizados recientemente por dirigentes iraníes que defendieron las ejecuciones argumentando que son “un gran servicio para la humanidad”.




Volver arriba