La cumbre sobre violencia sexual promete acabar con “estigma de la violación”

 

Viviana García

LONDRES (EFE).- La cumbre de Londres sobre la violencia sexual en las zonas de guerra concluyó hoy con el compromiso de trabajar para acabar con la “impunidad” de este delito y ayudar a las víctimas para eliminar el “estigma de la violación”.

El ministro británico de Exteriores, William Hague, dio hoy por concluida esta reunión de cuatro días, convocada a iniciativa del Gobierno del Reino Unido y de la actriz estadounidense Angelina Jolie, embajadora especial de la ONU para los refugiados.

En la cumbre participaron delegados de más de 120 países, entre ellos el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, que suscribieron un protocolo destinado a establecer herramientas para documentar la violencia sexual durante los conflictos y para legislar y atender las necesidades de las víctimas.

La actriz, muy comprometida con el problema de la violencia sexual, se mostró hoy convencida de que el camino iniciado en Londres ayudará a “poner fin a la impunidad” porque hay una “necesidad urgente” de actuar.

“La prueba que afrontamos es si podemos cambiar la situación sobre el terreno”, dijo Jolie al término de la cumbre, en la que hubo también eventos para concienciar sobre la violencia sexual y sesiones plenarias con ministros para tratar de un plan de acción.

“Hay miles de personas que viven en la sombra de la violencia sexual en este mismo momento. Hay conflictos donde la violencia es incentivada abiertamente. Mientras estamos reunidos, mientras hablamos, vidas de jóvenes se ven arruinadas por la violencia sexual en Siria, el Sur de Sudán y la República Central Africana”, afirmó.

La actriz pidió que este problema se mantenga como asunto prioritario de la agenda internacional, en foros regionales y, especialmente, en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Según Jolie, para quien la cumbre ha sido una “experiencia emocionante”, este encuentro ha ayudado a trazar las medidas de acción para el futuro.

Para el titular de la diplomacia británica es necesario acabar con el “estigma de la violación” porque inflige “injusticia sobre injusticia” y porque es un delito “intolerable”.

Hague pidió potenciar el papel de las mujeres en todos los ámbitos para conseguir una sociedad “más fuerte”, al tiempo que condenó que los derechos de las mujeres aún no están “totalmente” reconocidos mientras “se tolera la violencia” contra ellas.

La lucha contra la violencia sexual es una de las prioridades de su ministerio, lo que le ha llevado a viajar, en muchos casos acompañado por Angelina Jolie, a zonas en conflicto, entre ellas en África.

El ministro alabó la “fortaleza” de las víctimas de los abusos sexuales, “ya sean hombres, mujeres, chicos y chicas, que han abordado sus tragedias personales hablando de lo que vivieron”.

Si hay un resultado que sale de este encuentro, indicó, es que “se cambie para siempre la manera en que percibimos a los supervivientes” de las agresiones sexuales.

Hague calificó la reunión de “extraordinaria” pues “ha abierto los ojos al mundo sobre este problema”.

La cumbre, que empezó el pasado martes y se celebra en el centro de conferencias ExCel, al este de Londres, recibió una gran atención mediática por la presencia de la actriz estadounidense y también de la pareja de ésta, el actor Brad Pitt.

En estos cuatro días hubo también testimonios de víctimas de distintos conflictos, como los de Colombia, Siria y Congo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se sumó a la reunión a través de una breve intervención por videoconferencia para dar su apoyo al compromiso de Hague y Jolie para acabar con la violencia sexual.

El Reino Unido se ha comprometido a donar otros seis millones de libras (7,4 millones de euros) para ayudar a las víctimas, que se suman a anteriores donativos por 140 millones de libras (173 millones de euros).



Volver arriba