La crisis española enfrenta a cabezas de lista al Europarlamento

MADRID  (EFE).- La crisis económica en España enfrentó hoy en el único debate cara a cara a los cabezas de lista del gobernante Partido Popular (PP) y del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) para las elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo.

Casi al mismo tiempo, en Bruselas concluía el debate entre los cinco candidatos de los principales partidos políticos de la UE a la presidencia de la Comisión Europea (CE), cuyos principales temas de discusión fueron la inmigración ilegal, el desempleo y la lucha contra la corrupción.

En España, el principal candidato de PP, Miguel Arias Cañete, y su homóloga socialista, Elena Valenciano, se reprocharon sus políticas sociales en medio de la crisis y se enzarzaron en las consecuencias de la herencia recibida.
Ambos candidatos protagonizaron el único debate televisado acordado entre los dos partidos durante la campaña electoral para los comicios europeos.

Desde el inicio del debate, la situación económica de España fue el hilo conductor de las intervenciones.

Arias Cañete culpó a los socialistas de haber dejado a España al borde de un rescate que el Gobierno de Mariano Rajoy a su juicio ha evitado, mientras que la representante del PSOE negó la recuperación y acusó al PP de “dilapidar” derechos.

El candidato conservador subrayó que la política del Gobierno ha conseguido que España vuelva a crear empleo, lo que fue rechazado por la principal candidata socialista al afirmar que “saben que no es cierto que hemos salido de la crisis”.

“De tanto recortar y recortar han negado la realidad”, dijo Valenciano, quien coincidió en que hay que reducir el déficit y pagar la deuda pero “sin que nos cueste la vida, y sin olvidar” a los jóvenes, los dependientes o los pensionistas.

Frente a ello, Arias Cañete afirmó que al final de la legislatura “y a pesar de la escasa colaboración de los socialistas” España volverá a crecer.

La cabeza de cartel socialista acusó al PP de dejar tirada a la gente que más lo necesita, especialmente a los parados, los jóvenes y las mujeres, lo que negó el representante popular, que culpó de la pobreza al anterior Gobierno socialista.

Valenciano lamentó también la existencia de un recorte de libertades por parte del Gobierno de Rajoy, al citar como ejemplo la reforma de la ley del aborto.

Arias Cañete rechazó que el Ejecutivo popular pretenda recortar la libertad de las mujeres, señaló que se trata de una cuestión de legislación nacional, no de la Unión Europea, y recalcó que toda persona tiene derecho a la vida.

El candidato conservador recordó, además, que la reforma de la ley del aborto aún está en fase de anteproyecto y no ha llegado a las Cortes porque está pendiente de las valoraciones de los órganos consultivos correspondientes.

“Seguro que cuando llegue a las Cortes tendrá el máximo consenso, el que no tuvo la ley del Gobierno socialista”, afirmó el dirigente popular en alusión a la reforma de la ley del aborto aprobada durante el anterior Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

En una invitación final a que los votantes acudan a las urnas en apoyo de sus respectivas candidaturas, Arias Cañete subrayó su experiencia en las instituciones europeas (“conozco esa casa tan bien como la mía”, dijo), y Valenciano pidió la confianza de los españoles para que los socialistas puedan reconstruir una Europa “con rostro humano”.

Con anterioridad al de España, en la capital de la Unión Europea (UE) Jean-Claude Juncker (Partido Popular Europeo), Martin Schulz (Partido Socialista Europeo), Guy Verhofstadt (Alianza de los Liberales y Demócratas), Ska Keller (Verdes Europeos) y Alexis Tsipras (Izquierda Europea) protagonizaron el primer debate televisado de la historia previo a las elecciones al Europarlamento que se celebran del 22 al 25 de mayo próximos. EFE



Volver arriba