La creatividad de Jean Paul Gaultier llega a Londres

1 / 10


Varios vestidos del modista francés Jean Paul Gaultier son mostrados durante la inauguración de su nueva exposición, "El mundo de la moda de Jean Paul Gaultier, de la acera a la pasarela", en la galería de arte Barbican de Londres.- (EFE)
Varios vestidos del modista francés Jean Paul Gaultier son mostrados durante la inauguración de su nueva exposición, "El mundo de la moda de Jean Paul Gaultier, de la acera a la pasarela", en la galería de arte Barbican de Londres.- (EFE)
Varios vestidos del modista francés Jean Paul Gaultier son mostrados durante la inauguración de su nueva exposición, "El mundo de la moda de Jean Paul Gaultier, de la acera a la pasarela", en la galería de arte Barbican de Londres.- (EFE)
Varios vestidos del modista francés Jean Paul Gaultier son mostrados durante la inauguración de su nueva exposición, "El mundo de la moda de Jean Paul Gaultier, de la acera a la pasarela", en la galería de arte Barbican de Londres.- (EFE)
Varios vestidos del modista francés Jean Paul Gaultier son mostrados durante la inauguración de su nueva exposición, "El mundo de la moda de Jean Paul Gaultier, de la acera a la pasarela", en la galería de arte Barbican de Londres.- (EFE)
Varios vestidos del modista francés Jean Paul Gaultier son mostrados durante la inauguración de su nueva exposición, "El mundo de la moda de Jean Paul Gaultier, de la acera a la pasarela", en la galería de arte Barbican de Londres.- (EFE)
Varios vestidos del modista francés Jean Paul Gaultier son mostrados durante la inauguración de su nueva exposición, "El mundo de la moda de Jean Paul Gaultier, de la acera a la pasarela", en la galería de arte Barbican de Londres.- (EFE)
Varios vestidos del modista francés Jean Paul Gaultier son mostrados durante la inauguración de su nueva exposición, "El mundo de la moda de Jean Paul Gaultier, de la acera a la pasarela", en la galería de arte Barbican de Londres.- (EFE)
Varios vestidos del modista francés Jean Paul Gaultier son mostrados durante la inauguración de su nueva exposición, "El mundo de la moda de Jean Paul Gaultier, de la acera a la pasarela", en la galería de arte Barbican de Londres.- (EFE)
Varios vestidos del modista francés Jean Paul Gaultier son mostrados durante la inauguración de su nueva exposición, "El mundo de la moda de Jean Paul Gaultier, de la acera a la pasarela", en la galería de arte Barbican de Londres.- (EFE)


Viviana García.

LONDRES (EFE).- La explosión de creatividad de Jean Paul Gaultier centra una gran exposición del centro cultural Barbican de Londres, que muestra el color y la sofisticación de los trajes creados por el diseñador francés, algunos de ellos para el cine.

Titulada “El mundo de la moda de Jean Paul Gaultier- De la calle a la pasarela”, la exhibición está repartida en dos pisos y es presentada en forma de gran instalación, con una pasarela en movimiento sobre la que desfilan maniquíes con trajes largos, acompañados por pamelas con grandes volantes.

La muestra, que abrirá mañana y podrá ser vista hasta el próximo 25 de agosto, contó hoy con la presencia del modisto, que posó para los fotógrafos antes del pase de prensa.

Famoso por elaborar trajes para Madonna y Kylie Minogue, Gaultier, de 61 años, es también conocido por sus piezas para el cine, entre ellas algunas del español Pedro Almodóvar, como un traje que lució la actriz Victoria Abril en la película “Kika” (1993), que puede ser visto en la primera planta de esta exhibición.

Unas floreros de grandes proporciones, adornados con una pequeña estatua de la Torre Eiffel, reciben al visitante antes de adentrarse en la exhibición y en el mundo de Gaultier, cuya carrera empezó en los años 70 y es considerado uno de los diseñadores más importantes de las últimas décadas.

Además de los trajes, hay colgadas grandes fotografías del diseñador y afiches utilizados para sus campañas publicitarias, así como una presentación oral que surge de la “voz” de un maniquí vestido con falda tartán y que reproduce el rostro de Gaultier.

Una peculiaridad de esta instalación es que la mayoría de los trajes han sido montados en maniquíes cuyos labios y ojos tienen movimiento, con el aspecto de ser modelos humanos, pero en realidad se trata de un truco de las nuevas tecnologías.

El Barbican muestra 165 piezas, algunas colocadas en penumbras en pequeños compartimentos individuales y otras en grupos, como los trajes “punk” de los años 80, realizados con tela tartán y complementados con botas negras con grandes plataformas y crestas de pelo teñidas de distintos colores.

Entre ellos destaca un traje realizado totalmente con los colores de la Union Jack (bandera británica, en azul, rojo y negro), acompañado con una cresta de los mismos colores.

Considerado el “niño terrible” de la pasarela, Gaultier también se inspiró en las tradiciones de otros países, como Ucrania y Rusia, para montar algunas de sus creaciones más sofisticadas.

Entre los trajes expuestos resalta uno negro de 1998, realizado en chifón y como tributo a la pintora mexicana Frida Kahlo, mientras que hay otro denominado “Gaina”, de su colección 2005, inspirado en la tradición rusa y al que se le han colocado miles de lentejuelas de colores, para lo que se necesitaron 242 horas de trabajo.

Tampoco faltan sus conocidos trajes marineros para hombres, con pantalones a rayas y boina, y otros de su colección de tela vaquera.

Algunos vestidos son tan elaborados que fueron pensados sobre todo para el mundo del espectáculo, como los creados para la cantante Madonna, de la que Gaultier ha admitido admirar desde el lanzamiento de su canción “Like a Virgin”.

Según la exposición, para Gaultier el cuerpo humano es fuente de inspiración, por lo que utilizó materiales con aspecto de piel y los utilizó para diseñar trajes ajustados y sensuales.

Para la directora de Artes Visuales del Barbican, Jane Alison, el modisto es un “verdadero artista”, y la muestra refleja la “exuberancia” de sus diseños y la forma en que Gaultier “abraza” y “celebra” la diversidad en todos los aspectos.

Gaultier empezó en los años 70 con Pierre Cardin, quien en su día admitió sentir gran admiración por su talento, fue director creativo de la firma Hermès (2003-2010) y tiene su propia marca de ropa.

Además de trabajar para Almodóvar, el modisto colaboró con directores como el galés Peter Greenway y los franceses Luc Besson y Jean-Pierre Jeunet.




Volver arriba