La CE presenta mañana avance de sus conclusiones de la última misión a España

 

BRUSELAS (EFE).- La Comisión Europea (CE) presenta mañana el informe preliminar que ha preparado junto con los expertos del Banco Central Europeo (BCE) tras la última visita a España de la troika para revisar la marcha del programa de asistencia financiera al país.

Las dos instituciones, acompañados por expertos del Fondo Monetario Internacional, se desplazaron a Madrid hace dos semanas para analizar la aplicación de las reformas estructurales que el país ha impulsado en el marco del programa de hasta 100.000 millones de euros concedido a España para sanear su banca.

En la que fue su quinta y última visita a España, la tríada también estudió el estado de los bancos que recibieron la ayuda financiera europea, de la que España finalmente ha utilizado en torno a 43.000 millones de euros.

Durante la misión, los expertos de la troika mantuvieron encuentros con responsables de trece entidades (NCG, Liberbank, BBVA, Ibercaja/Caja3, Bankia, Santander y CaixaBank, Banco Popular, Sabadell, Unicaja y CatalunyaCaixa, BMN y CEISS), con las autoridades españolas y con representantes del Banco de España.

En las conclusiones de su anterior misión, realizada en septiembre, la troika consideró que el rescate de la banca española había permitido mejorar el capital y la liquidez de los bancos españoles, que cuentan con una solvencia “cómoda”, pero insistió en la necesidad de mantener la vigilancia ante posibles riesgos.

Este lunes, la Comisión Europea publicará un avance de sus conclusiones sobre la última de las misiones al país, una vez que ya se ha pactado el fin del programa español, a partir del próximo mes de enero y sin medidas de acompañamiento.

Precisamente este domingo, Irlanda se ha convertido en el primer país en finalizar su programa de asistencia financiera, tras el colapso de su sistema financiero con el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, que tuvo que ser rescatado con importantes ayudas públicas.

Irlanda se vio empujada en 2010 a solicitar ayuda a la Unión Europea (UE) y al Fondo Monetario Internacional (FMI), que concedieron al país 85.000 millones de euros y le impusieron un programa de ajustes y reformas.

Tanto Irlanda como España han optado por “salidas limpias” de sus programas de asistencia, es decir, sin solicitar más respaldo a sus socios y evitando así la imposición de nuevas condiciones.

No obstante, esto no pondrá fin -pero sí relajará- la vigilancia mantenida por Bruselas sobre los países para asegurar el cumplimiento de los compromisos asumidos.

En el caso de España, la CE y el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) mantendrán su supervisión hasta que España haya devuelto el 75% y el 100%, respectivamente, del préstamo recibido.

El vencimiento de los 41.333 millones de euros utilizados del préstamo de hasta 100.000 millones puesto a disposición de España en julio de 2012 será entre 2025 y 2027.




Volver arriba