La CE logra un principio de acuerdo con Google sobre posible abuso de dominio

La CE logra un principio de acuerdo con Google sobre posible abuso de dominio

 

BRUSELAS (EFE).- La Comisión Europea (CE) anunció hoy un principio de acuerdo con Google que puede poner fin a un caso de posible abuso de posición de dominio en el mercado de las búsquedas y la publicidad en línea, lo que da la oportunidad al gigante estadounidense de evitar una multa millonaria.

El vicepresidente de la CE y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, indicó en una rueda de prensa que ha obtenido una propuesta de compromiso “mejorada” de Google en el marco de un procedimiento antimonopolio abierto en noviembre de 2010.

“Mi misión es proteger la competencia en beneficio de los consumidores, no de los competidores”, indicó Almunia, quien afirmó que la oferta de Google, “tras largas y difíciles conversaciones, puede ahora abordar las preocupaciones de la Comisión”.

Los competidores y denunciantes del comportamiento de Google tendrán ahora la oportunidad de expresar sus opiniones antes de que la CE adopte una “decisión final” sobre si hacer vinculante la oferta del buscador, en cuyo caso si la incumple podría tener que pagar una multa de hasta el 10 % de su facturación anual.

La búsqueda de un acuerdo que convirtiera en obligatorias las soluciones fue el camino preferido por Almunia para solucionar el caso (artículo 9 de la ley comunitaria antimonopolio), en lugar de enviar un pliego de cargos a la compañía con las acusaciones formales.

Bruselas señaló que, en la nueva oferta, Google ha aceptado garantizar que, cuando promocione sus propios servicios especializados de búsqueda en su página web (como por ejemplo sobre hoteles o restaurantes) también mostrará “de manera claramente visible” los servicios de tres rivales seleccionados por un método objetivo, y de forma “comparable” a como muestra los suyos propios.

“Comparable no quiere decir trato idéntico. No es lógico pedir tratar a los competidores exactamente igual que a sus propios servicios”, comentó el comisario.

La CE precisó que este principio se aplicará no sólo a los servicios de búsqueda especializados existentes, sino también a los cambios en la presentación de los mismos o a servicios futuros.

En opinión de Almunia, la propuesta da a los usuarios una “verdadera oferta entre servicios competidores presentados de una manera comparable”.

El comisario afirmó que de ese modo tanto Google como sus rivales tendrán la posibilidad de innovar y mejorar sus servicios.

Según la CE, Google ha realizado “significativas concesiones” por ejemplo al ofrecer a los proveedores de contenidos “extensas” posibilidades de excluir su material de los servicios especializados de búsquedas si así lo desean, sin ser “penalizados”.

Además, Google retirará los requisitos de exclusividad de sus acuerdos con editores en lo que se refiere a provisión de anuncios en buscadores, así como las restricciones para que las campañas de publicidad puedan desarrollarse en plataformas de búsqueda rivales.

El cumplimiento por parte de Google de estos compromisos será supervisado por un administrador independiente, y las medidas estarán en vigor en el área económica europea por un periodo de cinco años, señaló la CE.

“Considero que en ese punto no necesitamos un nuevo test de mercado. No hay requisito para hacerlo, puesto que la estructura de los compromisos sigue siendo la misma”, señaló Almunia, que recalcó que el “contenido” sí ha cambiado y ahora es “suficiente”.

Explicó que se informará formalmente sobre las “razones” de la decisión de hoy a las dieciocho partes demandantes, que tendrán un “periodo razonable” para remitir a la CE sus comentarios, los cuales serán examinados antes de que el Ejecutivo comunitario adopte una “decisión final sobre si convierte en vinculantes” las propuestas.

Plataformas de empresas competidoras de Google como iComp o el grupo de comercio electrónico Allegro señalaron en sendos comunicados que un acuerdo sin una revisión de terceras partes “es un gran fracaso” teniendo en cuenta que la industria rechazó las dos primeras propuestas del buscador que la CE daba por buenas inicialmente, y que el anuncio de hoy es “muy decepcionante”.

Almunia dijo que la decisión final llegará “en los próximos meses”, pero no pudo precisar si será antes o después de que la actual CE concluya su mandato a finales del próximo octubre.

En cualquier caso, afirmó que la CE sigue investigando a Google en otras áreas de política de Competencia como las patentes de su firma Motorola o su sistema operativo Android.

El vicepresidente y consejero general de Google Kent Walker indicó en un comunicado que la empresa hará “cambios significativos” en la manera en que opera en Europa, y aseguró que “hemos estado trabajando con la CE para abordar los problemas que plantearon y esperamos resolver este asunto”.




Volver arriba