La CE aclara que Ucrania podrá usar la ayuda europea para pagar el gas ruso

 

BRUSELAS (EFE).- La Comisión Europea (CE) aclaró hoy que Ucrania podrá utilizar la asistencia financiera europea, que se firmará hoy en Bruselas, para pagar la factura de 1.660 millones de dólares que exige por adelantado el consorcio gasístico ruso Gazprom al ucraniano Naftogaz por el consumo de gas de junio.

“Es un respaldo al presupuesto ucraniano para ayudar a Ucrania a hacer frente a sus necesidades de financiación, que evidentemente incluye las necesidades de pago en el sector de la energía”, señaló en la rueda de prensa diaria de la CE el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O’Connor.

La UE y Ucrania celebran hoy un encuentro en Bruselas, al que asiste el primer ministro ucraniano en funciones, Arseni Yatseniuk, para discutir la asistencia política y económica a corto y largo plazo que Kiev necesita para estabilizar su situación política y económica.

En la reunión, que comenzó con un encuentro bilateral entre Yatseniuk y el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, y seguirá con otro en pleno del Ejecutivo ucraniano y el colegio de comisarios europeos, está previsto firmar varias medidas de apoyo financiero.

En primer lugar se concretará el paquete de ayuda financiera para Ucrania de al menos 11.000 millones de euros en los dos próximos años, que incluye entre otras medidas la supresión unilateral de los aranceles a las importaciones procedentes de Ucrania.

También se firmará un memorando de entendimiento sobre la asistencia macrofinanciera a Ucrania por valor de 1.000 millones de euros en forma de préstamos a medio plazo, incluida en esa ayuda general.

Esta medida, orientada a asistir a Ucrania a salir de su profunda crisis económica y financiera, ya fue respaldada por los Estados miembros y Bruselas en abril, y mañana será ratificada por ambas partes.

Esta reunión se produce además en paralelo a las amenazas de Rusia de dejar sin gas a Ucrania a partir del próximo 3 de junio si no paga por adelantado el suministro correspondiente al próximo mes, un corte del flujo que puede afectar a la UE, que importa de Rusia el 30 % del gas que consume y la mayoría de esa cantidad transita por territorio ucraniano.

El Ejecutivo comunitario, que este lunes mantuvo un encuentro técnico con representantes de Ucrania y Rusia, confía en poder encontrar una solución en mayo que impida que Moscú tome medidas drásticas en junio.

Bruselas negó hoy que exista ya una fecha para un nuevo encuentro trilateral a escala política, después del que se celebró el pasado 2 de mayo en Varsovia, pero aseguró que los contactos con Kiev y Moscú avanzan positivamente.

“Trabajamos intensamente para encontrar una solución antes de finales de mayo”, aseguró la portavoz comunitaria de Energía, Sabine Berger, que añadió que el encuentro de este lunes fue “constructivo” y que permitió “allanar el camino para un segundo encuentro político” del que aún no se ha decidido la fecha.




Volver arriba