La alegría del arrabal toma París para reivindicar sus espacios culturales

La alegría del arrabal toma París para reivindicar sus espacios culturales

PARÍS (EFE).- El arte callejero que desde hace años recorre la periferia de París entra en la ciudad a través de la exposición “Banlieue is Beautiful”, que tiene por objetivo salvaguardar del proceso de expansión urbano la “esencia cultural” de los barrios del extrarradio.

Impulsada por el artista estadounidense Monte Laster, la muestra se desarrolla desde hoy y hasta el domingo en el Palacio de Tokio de París, en medio de conciertos, proyecciones de vídeo, bailes, sesiones de radio y distintas actuaciones artísticas.

Lester (Texas, 1959) quiere así desparramar por la ciudad el caudal de creatividad “ardiente, plural, fecunda e impertinente” que reina en los barrios de las afueras, explicó a Efe.

El creador “respeta y admira” París en tanto que “capital mundial indiscutible de la cultura”, pero al mismo tiempo cree que necesita la sacudida de un arte “más terrenal y espontáneo”.

“Banlieu is Beautiful” encarna ese soplo de aire fresco, aunque bajo el despliegue de color, música y arte late la voluntad de denunciar un fenómeno que, según Lester, empieza a ser frecuente- la destrucción de los espacios culturales de los suburbios en favor de nuevas construcciones.

“No estamos en contra de los procesos de renovación urbana, al contrario, creemos que ayudan a la integración social”, aseguró el estadounidense, antes de puntualizar que paralelamente “es necesario que se respete la tradición cultural” que existe en muchos de estos lugares.

Testigo directo de este fenómeno, el artista plástico español Daniel Purroy, que también participa en la exposición, vio cómo el Ayuntamiento de Vitry-sur-Seine, localidad donde tiene su taller, al sur de París, mandaba demoler el centro social “Cité Balzac”.

Con la ayuda de varios vecinos, Purroy reconstruyó la fachada del edificio y, tras dos años de negociaciones con autoridades y empresas, consiguió exponerla -convertida ya en obra de arte- en el corazón de París.

“Fue durante la Noche Blanca de los museos de 2013”, recordó el español, que llegó a Francia hace 14 años, y cuya monumental pieza preside hoy “Banlieu is Beautiful”.

Sin saberlo, Purroy se adelantó “literalmente” al motivo principal de la exposición- acercar a la capital pedazos de la realidad cultural del extrarradio.

“La idea era confrontar esta fachada con la arquitectura del centro de París”, la parte más histórica, relató a Efe Purroy, natural de Navarra y arquitecto de formación, actividad a la que se dedicó durante años antes de “reciclarse” como artista plástico en Francia.

“Levantamos la pared junto al río Sena, en el jardín de uno de los palacetes de la zona, y trajimos a algunos habitantes de Vitry-sur-Seine con el objetivo de llenar de color uno de los lugares más sobrios de la ciudad”, subrayó.

Sobre la muestra flota el recuerdo de los disturbios que en 2005 sacudieron el extrarradio de París, abunda el español, que insiste en la necesidad de “valorar adecuadamente la energía de todo lo que se está haciendo ahora mismo en la afueras a nivel cultural y educativo”.

“Es necesario suavizar, en la medida de lo posible, las diferencias que a veces se dan entre París y sus suburbios para evitar que estallen episodios como el de 2005”, precisa.

Ese es el objetivo último de “Banlieu is Beautiful”, terció, por su parte, Laster, quien confió que en los próximos años los miembros de la escena cultural y creativa de toda la metrópolis actúen juntos, “dentro del mismo circuito”.

Esta iniciativa ahora en el Palacio de Tokio forma parte del proyecto que el artista, radicado en Francia, encabeza desde 2001, cuando creó la asociación FACE (siglas en inglés de Intercambio Creativo Franco-Estadounidense), con la que lleva a cabo actividades artísticas de carácter humanitario y social.- Jorge Martínez




Volver arriba